30 abril 2010

Sucedió en París...

Después de disfrutar mucho de mi tan esperada Feria de Abril y habiéndome recuperando en parte del cansancio (los años no pasan en balde y la capacidad de recuperación es inversamente proporcional al cumplimiento de años, jaja..), por fin retomo el blog y vuelvo a publicar, cosa que por otra parte ¡me apetecía mucho!

Nuestra querida Happy Eyes, me tenía una sorpresa preparada para mi vuelta así que, como no podía ser de otra forma, este post que ahora publico es pura y absolutamente culpa suya, jaja...

Ha tenido la fantástica idea de volver a repetir un exitoso experimento que el año pasado se me ocurrió hacer en mi blog y del que alguna vez habíamos hablado diciendo que estaría divertido volverlo hacer. El experimento consistía en escribir una historia entre varios blogueros, lo cual resulta ser bastante interesante para todos los que participan: es curioso ver cómo se va imaginando la historia cada bloguero que colabora y al final ver que la cosa acaba de forma totalmente distinta a cómo uno la había imaginado.

En fin, no me enrollo más, que siempre me pasa igual, jajaja...

Antes de pasar al relato, quería decir que me alegro mucho que Happy haya tomado la iniciativa de escribir la primera parte de la historia, que haya contado conmigo para escribir la segunda parte (cosa que al principio me agobió un poquillo porque cuando te tienes que ceñir a escribir sobre algo, al menos a mi me pasa, que me cuesta más trabajo inspirarme y puedo bloquearme más facilmente), que me alegro de haber sido capaz de superar el reto y que espero que le guste a todo el que lo lea y estar a la altura de las expectativas tanto de Happy como de todos aquellos que ya leyeron la primera parte en su blog.

Y sin más dilación aquí os dejo la primera parte y a continuación la segunda parte, que es la que me ha tocado a mi y a la que, humildemente, he intentado dar un poco de emoción y suspense (¡espero haberlo conseguido!).

1ª PARTE

(escrita por Happy Eyes)

Viajó de Madrid a París. Alex era una chica que quería ser como su musa Coco Chanel. Usaba su perfume, los cosméticos de su firma, y aunque no se podía permitir vestirse con tanto glamour, escondía las etiquetas de una falsa firma que plagiaba a Chanel. Total, ¿quién iba a darse cuenta?

Sus amistades no compartían su afición por la moda, ni por el lujo, ni siquiera gustaban del mismo tipo de hombres. Buscaba a su Capel...

Y ahora estaba allí con su maleta de piel frente a la torre Eiffel. Pidió un taxi que la llevo a un pequeño hotel, y una vez retocado su estilismo, salió a explorar las calles de París.

El vestido resaltaba su figura. El sombrero escondía su profunda mirada y sus pies estaban firmes sobre unos vertiginosos tacones.

Miró su agenda y dibujó una carita sonriente al lado de una dirección que previamente había escrito. Había llegado al restaurante que recomendaban todas las guías turísticas parisinas: La Tour d’Argent.

El camarero se acercó hasta la joven, y aunque reconoció que no era una mujer francesa y estaba dispuesto a explicarle los diferentes platos que podía degustar, ella le contestó en un perfecto francés.

Pidió primeramente una copa de Oporto, acompañado de unos canapés. Seguidamente una ensalada y de segundo un pescado, junto con una ración de queso que el camarero muy amablemente le sirvió, ya que se trataba de una costumbre francesa, que por supuesto ella esperaba. Finalmente terminó su velada con un pedazo de tarta y un café solo.

No podía dejar de vislumbrar la belleza que desprendía la torre Eiffel hasta que fue inoportunamente interrumpida....

2ª PARTE

(escrita por mi)


... Una inesperada mano gélida se plantó en su hombro con tanta brusquedad que rápidamente la bajó de la nube imaginaria a la que Alex se había subido para disfrutar mejor del encanto que le inspiraban las calles parisinas.

-¡¿Florian?! ¡Joder, qué susto me has dado! –exclamó tras el sobresalto- He estado esperándote más de una hora. ¿Me puedes explicar por qué me has dado plantón? –profirió con cierto enfado.

-¡Sabía que te encontraría aquí aún! – respondió apenas sin habla.

La cara desencajada de aquel joven desgarbado y esa respiración jadeante y entrecortada alertaron a Alex.

- ¿Te pasa algo? ¡Tienes cara de haber visto un fantasma!

-¡Schhhh! ¡Calla! ¡No tenemos tiempo de explicaciones! ¡Me persiguen!

-¿Cómo que te persiguen? ¡¿De qué estás hablando?!

De repente Florian miró hacia atrás.

-¡Mierda!... ¡Se acercan!... ¡¡¡Corre!!! – exclamó agarrándola de la mano a toda prisa.

El desconcierto se apoderó por completo de Alex, que corría atropelladamente tras su amigo por culpa de sus tacones, asustada y sin saber de qué huían.

Al final de la calle aparecieron dos hombres vestidos de un negro riguroso dando zancadas de más de medio metro dadas su considerable estatura. Saltándose semáforos, esquivando coches y más de un empujón Alex y Florian intentaban perderse entre la muchedumbre, pero aquellos hombres cada vez se acercaban más y por momentos parecían pisarles los talones.

Se metieron en una callejuela que daba a una plaza grande llena de puestecillos ambulantes. Como todos los sábados, el mercado estaba a rebosar de gente; se adentraron rápidamente en él, intentando borrar su rastro entre el bullicio, pues aún no habían logrado despistar a aquellos hombres que parecía que tenían un radar en la cabeza para volverlos a localizar cada vez que los perdían de vista al doblar una esquina o llegar a un cruce de calles.

-¡¿Florian, por qué nos persiguen esos hombres?! ¿Qué quieren de ti? ¡Dios mío, qué pasará si nos alcanzan?! – le preguntó mientras salteaban a la gente.

-¡Me persiguen porque tengo algo que están buscando y hasta que no lo consigan no van a parar! Lo que guardo en mi poder es algo que vale millones: ¡incluso hay gente que sería capaz de matar por ello! – contestó Florian señalando el pequeño maletín de piel con el símbolo de Chanel en la delantera que llevaba atravesado en el pecho.

-¡¿Pero qué me estás contando?¡¿Cómo que podrían llegar a matarte por conseguir lo que llevas escondido ahí?! ¡¿Qué puede haber tan importante?!

-¡Muy sencillo! Hace poco descubrí... –Y antes de desvelarle el misterio, Florian vio que sus perseguidores estaban ya demasiado cerca y sin perder ni un segundo decidió jugárselo todo a una sola carta.

-¡Alex, deprisa! ¡Cógelo y escóndete! ¡Ellos no saben quién eres, ni siquiera te han visto la cara! ¡Te será más fácil escapar! –dijo dándole el maletín – En uno de los compartimentos encontrarás una pequeña agenda, uno de los nombres apuntados es Eugène; trabaja conmigo y somos buenos amigos; es la única persona en quien puedo confiar; ¡llámalo! ¡él sabrá cómo ayudarte!

-¡Pero Florian..!- gritó presa del miedo.
-¡Por favor, tienes que ayudarme! ¡No pierdas más tiempo! Te buscaré cuando llegue la noche, no te preocupes, no nos atraparán a ninguno, pero es mejor separarnos. ¡¡¡¡Corre!!!- dijo el francés apretándole afectuosamente las manos.

Cada uno prosiguió en una dirección.

Mirando atrás una y otra vez para ver si la perseguían, Alex continuó su camino apresurada, sin saber muy bien qué hacer, hasta que se percató de un escondite que podría funcionar. O quizá no, pero entre el susto por la sordidez de aquella trepidante persecución y que no estaba acostumbrada a tanto esfuerzo físico, creía que se iba a morir de un infarto si seguía corriendo.

Consiguió esconderse sin que nadie lo notara y allí, oculta bajo aquel tenderete lleno de restos de verduras y fruta en mal estado, casi sin aliento y con el corazón latiéndole tan rápido que parecía que se le iba a salir por la boca, Alex no podía creer lo que acababa de vivir.

Florian era un refinado joven francés al que conocía desde hacía años, cuando salían de fiesta en las noches locas de Madrid durante la época en que vino a la capital española a trabajar para Devota & Lomba. Siempre habían congeniado muy bien: era el único de sus amigos que entendía su amor por la moda y el glamour que desprendían los grandes mitos de ese mundo.

Llevaban algún tiempo sin verse pues hacía algo más de año y medio que a Florian se le había presentado la oportunidad de cumplir su gran sueño de trabajar para su firma favorita, aquella que para él y para muchos era la reina de las reinas: la Casa Chanel.

Alex intentaba mirar a través de aquel tejido translúcido que tapaba los bajos del puestecillo qué había sido de Florian. ¿Lo habrían atrapado?

-¡Dios mío, que haya escapado!¡Por lo que más quieras, que no me descubran! ¡Dios mío, que haya escapado! !¡Por lo que más quieras, que no me descubran! - rezaba a media voz sin parar.

Casi con total certeza de que no le habían visto la cara y con la confianza de que su bonito sombrero verde, que era lo más llamativo de su vestimenta, ya no la delataba porque lo había tirado no sin cierto esfuerzo por ser su favorito y el único que tenía de firma, comenzó a calmarse un poco al ver que llevaba allí escondida al menos veinte minutos sin haber sido descubierta por aquellos hombres; ni siquiera por el tendero, que no había tenido tiempo de parar ni un minuto atendiendo a su extensa e impaciente clientela.

Fue entonces cuando se atrevió a dejar de mirar a través de la tela unos instantes y quiso saciar su curiosidad abriendo el maletín para ver qué había en él. Nerviosa lo destapó con sumo cuidado:

-¿Qué es esto? –pensó mientras sacaba un pequeño cuaderno de dibujo que parecía bastante viejo.

Lógicamente no tardó en abrirlo para ver qué había en aquellas páginas desgastadas. Y de repente su semblante se convirtió en puro reflejo de sorpresa: ¡no podía creer lo que estaban viendo sus ojos!

La amarillez de aquellos viejos papeles no restaba belleza a unos bocetos cuya autoría reconoció enseguida. ¡Aquellos dibujos tenían más de cuarenta años y los había creado nada más y nada menos que su idolatrada Coco Chanel!

Y lo que era más insólito todavía: ¡eran inéditos! Aquellos trajes jamás llegaron a convertirse en obras de arte confeccionadas con lujosas telas; lo sabía porque conocía a la perfección todas y cada una de las colecciones que había sacado la Casa Chanel desde que la fundara su creadora.

No dejaba de resultarle una extraña y a la vez siniestra casualidad que en su primer viaje a París se hubiera topado tan de lleno con el mundo de la moda y mucho menos de aquella manera tan inaudita, que casi era de película.

Absorta ante la conmoción de su hallazgo, pensaba en cuánto dinero podría valer la exclusiva de aquellos dibujos que estaba contemplando escondida en los bajos del puesto de verduras. Y entonces se preguntó cómo llegaron los bocetos a manos de su amigo. Dudaba al pensar si los habría robado o si por el contrario estaba intentando que no cayeran en las manos equivocadas.

Tras deleitarse con todos ellos, siguió mirando en el maletín por si había más cosas: sólo estaba la agenda de la que le había hablado Florian. Nada más cogerla, buscó al tal Eugène. Venía el número de teléfono, la dirección de su casa y la de su correo electrónico.

Ahora que sabía la importancia de lo que tenía en su poder y lo peligroso que eso resultaba ser, no tenía ni la más remota idea de cómo afrontar el lío en el que se había visto envuelta. Sacó de su bolso el móvil, que por suerte aún tenía batería, y se apresuró a llamar a aquel tipo.

-¡Aló!
-¿Eugène? Soy Alex, una amiga de Florian. ¡Necesito tu ayuda!...

******

Y hasta aquí la segunda parte de la historia. ¡Ha sido un placer: me he divertido mucho escribiéndola!

Ahora le paso el testigo a nuestro querido Yandros. ¿Qué, te lo he dejado muy complicado? jajajaja... Estoy segura de que a medida que ibas leyendo ibas encendiendo bombillitas en tu cabeza imaginando una tercera y última parte. ¡Estoy IMPACIENTE por ver por qué caminos te llevarás a los protagonistas de esta historia! jejeje...

Para leer la tercera y última parte del relato picha: ”Aquí”

34 comentarios:

Isabel dijo...

uy que intrigaaa !!! jejej empezo siendo una historia romantica , llena de glamour y romanticismo parisino, para convertirse en una historia a lo mas estilo catherine neville :D

un beso

Yandros dijo...

Y ahora yo que hago? El mundo de la moda dios mio, pero si a mi Channel solo me suena de la colonia!
Que sepas que lo de las bombillitas es cierto y se me había ocurrido una cosa pero por no resultar repetitivo (Erik y Elsa) y no destrozaros el mito y el relato, buscaré otra salida
Eso si, os pido paciencia, tardaré algo porque tendrá que se un relato algo más extenso para buscar un escenario adecuado y poder recordar las calles de Paris.
Pensaré detenidamente pero ya sabéis que todo puede pasar en la Torre del Caos...
Abrazos y gracias por invitarme par de locas!

S0y la Que No Buscas dijo...

Que interesante se ha tornado este relato jeje!
Naia y tu tienen una gran imaginación!!!

Besos, un placer leerte! xD

Ħαррy єyєs dijo...

Angie me encanta!! Además hay ciertas cosas que coinciden con la personalidad de mi amiga, y bueno con el comentario de Yandros me reido un monton! jajaja Pobrecilloooooo.

Angie dijo...

ISABEL:

Sí, es verdad! jajaja.. Pero bueno, aún puede aparecer el romanticismo por ahí!

Aunque siendo Yandros el responsable de seguir la historia, me surgen algunas dudas, jajaja...

-----

YANDROS:

Jajajaja...¡Tranquilo, que no te entre el pánico! no tengo ninguna duda de que sabrás salir airoso de ésta! ;-) Y nada, tú tómate el tiempo que necesites (más de un año no, por favor! jaja..)

Por cierto... ¿par de locas? ¡Siempre salta un cojo...! :P

-----

BESOS A LOS DOS.
ANGIE.

Angie dijo...

SOY LA QUE NO BUSCAS:

Sí, ha dado un giro de 180º! es que eso, quería darle un poco de emoción al asunto! Me alegro que te haya gustado! Y bienvenida a mi blog, vuelve cuando quieras!

-----

HAPPY EYES:

He estado a la altura de tus expectativas entonces, no? Ufff, menos mal que esta vez sí! jeje...

Aunque me costó un trabajito montar la persecución y cómo meter lo de los bocetos que no te digo, jaja... hasta las tantas escribiendo ayer..!

Así que he acertado rasgos de tu amiga? Pues mira qué fantástica casualidad! Si lo lee, entonces seguro que le gustará! :)

-----

BESOS A LAS DOS.
ANGIE.

Angie dijo...

PD PARA HAPPY:

Y qué rasgos son esos que he acertado que ahora me quedé con la curiosidad, jejeje...

Albino dijo...

Como soy periodista, de lo que es un relato literario sacaría un reportaje, pero esto estropearía toda la acción, aunque lo que se me está ocurriendo ocuparía parte de la primera página y luego pasaría a la de sucesos.
¿No se que opinaría Carla Bruni?
Besos

Ħαррy єyєs dijo...

Jejej pues ella es una persona muy espiritual que le gusta poner sus velitas y rezar. Siempre en sus cartas me dice que pide mi felicidad y tal, jejjeje...

Ħαррy єyєs dijo...

Albino jajajaj...Pues no se que opinaria Carla Bruni, pero si Alex y ella se reencontrasen, seguramente tendrían mucho de que hablar ;)

Yo voto porque Yandros incluya un nuevo personaje, el periodista que sigue a Alex y luego cuenta la historia en el periodico xD

Angie dijo...

ALBINO:

Pues a ver si la historia que se invente Yandros acaba en Sucesos o no...la verdad es que no me extrañaría, jaja...

-----

HAPPY EYES:

¿Y así es la Alex que yo he descrito en mi parte?

Yo voto por no cerrarle más el camino a Yandros diciéndole que meta un periodista, que se va a agobiar del tó, jajaja....

-----

BESOS A LOS DOS.
ANGIE.

Ħαррy єyєs dijo...

Pues es que al principio puse el enlace de tu blog para que lo leyesen aquí, pero luego pensé que igual era mejor ponerlo de todas formas en mi blog, como una reseña. Si Soy la que no buscas ha entrado aquí, seguramente los demás también lo harán ;)

oscar alberto dijo...

felicitaciones muy interesante relato, vengo del blog de happy, felicitaciones a ambas..

un abrazo
Oscar

esteban lob dijo...

Hola Angie:
"Sois" como dicen los españoles, reinas del relato.
Perseveren.

Yandros dijo...

¿Me acusas de no ser romántico?
Lo soy a mi forma hombre...

En fin solo me he acercado a deciros que el relato tardará un poco. Ya lo tengo pensado pero tengo que darle forma y entre semana me es imposible

Ale, a esperar!

Angie dijo...

HAPPY:

Muy bien! Tenías razón, Oscar ha venido! :)

-----

OSCAR ALBERTO:

Muchísimas gracias por la parte de relato que me correspondió hacer a mi! Genial que te haya gustado y bienvenido a mi blog! Vuelve cuando gustes! :)

-----

ESTEBAN:

Ya quisiera yo ser reina del relato, amigo! eso eres tú que me ves con muy buenos ojos, jejeje... De momento, me conformaré con ser princesa de relatos, jajaja..

-----

YANDROS:

¡Qué va! No te acuso de no romántico. Tú sabes bien que yo siempre alabo tus textos cuando sacan a relucir romanticismo! ;-) Lo único que decía es que, conociéndote como creo que te conozco, no me extrañaría que la historia pudiera acabar en "Sucesos"...

En cualquier caso, la semana que viene lo averiguaremos todos..

-----

BESOS A LOS CUATRO.
ANGIE.

3/5/10 14:10

S. dijo...

Jajajaja me encantan estos relatos porque nunca llegan hasta mí jajjaja

Angie dijo...

S:

Y por lo chulo que está quedando esto, no, guarri?!!! jajajaja...

No te preocupes que el día que haga yo otro de estos, te elijo del tirón para que escribas una de las partes! ;-)

Besos. Angie.

Lobo Atento dijo...

Genial chicas!
Vengo del blog de Happy eyes y me alegro que me haya abierto las puertas para leer tu rinconcito.

Saludos!

Angie dijo...

LOBO ATENTO:

¡GRACIAS!

Me alegra mucho que este capìtulo te haya animado a conocer un poquito más mi pequeño rincón!

Bienvenida a mi mundo y vuelve cuando quieras, que será un placer tenerte por aqui!

Besos. Angie.

S. dijo...

Bueno....ahí he escrito una historia con tu nombre de protagonista...jejejejjejejejeje
Es que aún me acuerdo de esa entradita que hiciste llamando mi atención bruja jajajjajaja

Angie dijo...

S:

Ya la he leído...¡serás zorra! jajajajajajajajaja...

Angie dijo...

PD para S:

lo de zorra, con cariño, con cariño! jaja..

Sergio dijo...

Angie interesante la historia lo relatas muy ameno, esperemos ver la conclusión y como dices espero un final romántico.

Un abrazo con amor

MonikaMDQ dijo...

Que buena historia Angielin!! copada en verdad, envidiable inspiración buachina!! :)

te dejo un super besote de sábado!!

Yandros dijo...

Caaaaasi lo tengo ya pero me esta quedando algo largo no se si hacer dos partes...

Angie dijo...

SERGIO:

Muchas gracias!! Pues a ver con qué nos sorprende Yandros, que dice que casi lo tiene ya! :) Una cosa no dudo: que sea un final romántico o no, me gustará! Espero que a ti también!

-----

MONIKA:

jejejeje!! me pilló inspirada ese día! :P Me alegro que te haya gustado tanto, Monilín! :)

-----

YANDROS:

¿Ya casi está? Biennnnn!!! Aunque yo haría sólo una parte!! estoy segura que a nadie que la haya leído le importará que sea algo larga, simplemente, porque estamos deseando ver cómo continúa y acaba la historia! Y los que la lean por primera vez en tu blog, simplemente, se engancharán y querrán conocer la historia de un tirón también!

-----

BESOS A LOS TRES.
ANGIE.

Yandros dijo...

Vale haré una pero me llevará un par de días más al menos. Lo siento, pero lo entenderéis cuando lo leáis, y que sepáis que habéis hecho que me duela la cabeza!
Abrazos

Angie dijo...

YANDROS:

jajajja, lo siento no era mi intención! sólo quise darle un poquillo de emoción al asunto, jeje...! Habrás pensado más de una vez..." ¡joder qué graciosita la Angie con los dichosos bocetitos de Chanel", no? jajaja...

Estaremos atentos pues!

Un beso. Angie.

Yandros dijo...

Te vas a enterar con tus dichosos bocetos de Channel...

Angie dijo...

YANDROS:

jaajajajaj... la verdad es que yo estuve dándole vueltas un poco al asunto y no sabía cómo continuar la historia, por eso estoy tan expectante contigo, para ver cómo has sido capaz de resolverlo! ¿será todo una farsa? ¿se quedará Alex con los bocetos al estilo Golumm: ahora son miiiiiíos, mi tesoro!!? ¿mataran los malos a Florian? ¿será Eugéne un traidor y cuando se entere de que ahora Alex es la que tiene los bocetos traicionará a su amigo Florian? ¿resultará ser un mafioso en toda regla el tan refinado e inocente Florian?...

Yandros dijo...

Jajajaja Angie si fueras capaz de predecir mis movimientos no me habrías elegido para el final de la historia no?
Espero sorprenderte, como siempre. Lo que pasa es que esta vez me lo has puesto realmente complicado

Angie dijo...

YANDROS:

Efectivamente, de no ser así no te hubiera elegido!

Y bueno te resultó complicado porque yo también soy capaz de sorprenderte con mis escritos, jaja..

Yandros dijo...

PUBLICADOOOOOOOOOOOOO!