25 noviembre 2013

Oídos Sordos...

Hoy se celebra el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Es por eso que recupero del baúl de los recuerdos este relato, titulado "Oídos sordos" que escribí hace algún tiempo. Dedicado a todas las mujeres que lo sufren.

¡NO AL MALTRATO!

***


Oídos sordos...

El silencio de la calle sólo era interrumpido por el sonido lejano de algún coche al pasar y por el ruido de los aires acondicionados que llevaban funcionando todo el día. Eran casi las tres de la madrugada y el calor seguía siendo insoportable. Ni una gota de aire que viniera a dar un pequeño respiro a los cuerpos sudorosos que una noche más intentaban conciliar el sueño sin demasiado éxito.

Harto de dar vueltas en la cama fue al baño a refrescarse un poco: se mojó las muñecas y metió la cabeza bajo el grifo hasta que se le empapó el pelo. Algo más aliviado salió al balcón a fumarse un cigarrillo, que encendió con una calada honda para intentar calmar su ansiedad.

Era pleno agosto y como en todas las ciudades calurosas de interior había cantidad de aparcamientos libres por todos sitios y apenas ningún coche circulando. La calle estaba desierta y de no ser por el cambio cíclico de color de los semáforos el mundo parecía estar detenido.

Un hombre y una mujer llegaron en un coche que paró en el semáforo de enfrente. Ella se apresuró a salir dando un portazo y el hombre no tardó en salir tras ella gritándole.

-¿Adónde te crees que vas, zorra? ¡Vuelve al coche!
-Déjame en paz, ¡estás bebido!
-¡He dicho que vengas, coño!- le dijo zarandeándola fuertemente del brazo.

Mientras el fumador miraba a la pareja desde el balcón, la mujer escapó como pudo de aquel hombre e intentó refugiarse tras uno de los coches que había aparcados.

-Es lo mejor, no podemos seguir así.
-¡Estás loca si piensas que voy a darte el divorcio y quedarme sin nada!
-Tú no me has querido nunca.
-¡No te vas a librar de mi tan fácilmente!
-¡No aguanto más!
-¡Que te calles de una puta vez! O subes al coche o te subo, ¡elige!; pero va a ser peor que vaya yo... - profirió el hombre hecho un energúmeno.

La mujer, guiada por el miedo a que llevara a cabo su advertencia, volvió a acercarse a él.

-Tranquilízate, nos están mirando desde esa terraza.
-¡Me importa una mierda que nos miren. Si tiene agallas que baje y me mire de cerca!- vociferó mirando hacia el balcón, mientras el fumador, impertérrito, seguía asomado.
-Por lo que más quieras, ¡cállate y deja de chillar!
-Chillaré si me da la gana, ¿te enteras? ¡Tú no eres nadie para darme órdenes, que te quede claro! ¡Que sea la última vez! –respondió él dándole un puñetazo tan fuerte que la tiró al suelo, le dejó los nudillos marcados en la mejilla y le abrió una raja en el labio que enseguida le empezó a chorrear sangre.

La mujer rompió a llorar: sabía cómo terminaban las discusiones que empezaban por un puñetazo... No se sentía con la fuerza suficiente para plantarle cara a su marido de una vez por todas, así que sin rechistar, se levantó del suelo y, temerosa de que la ira de su marido creciera más aún, volvió a subir al coche.

El fumador dio una última calada a su cigarro y volvió a su habitación...



11 noviembre 2013

Eterna Ilusión..

Hace unos días reencontré algo que tenía completamente perdido por algún rincón de mi casa y me llevé una sorpresa enorme cuando cayó en mis manos.... 

Un poemilla que titulé "Eterna ilusión" y que puede ser perfectamente el primero que escribiera en mi vida... hace casi veinte años! Ñoño, ñoño, y malo, malo, jajaja, pero nadie nació sabiendo... 

Dos décadas después algo he mejorado en esto de escribir, aunque reconozco que los poemas no fueron ni mucho menos mi fuerte ni entonces ni a día de hoy. 

A pesar de ello, me apetece publicarlo en mi blog porque siempre formará parte de aquellos lejanos inicios de mi inquietud y mi pasión por escribir. 





Antaño como lejana quimera
casi de intocable alcance. 
Con el tiempo su luz se fue apagando, 
cuan llama sin vida.
Débiles rayos de luz desempolvaron mi viejo sueño;
florecía allí, en una antigua isla.
Flor de primavera, ya bella y verdadera.

Mas mi gualda rosa efímera tornóse
en violeta de oscuro color.
Tan sólo el recuerdo, 
alentado por destellos de ilusión,
quedó grabado por siempre
en mi humilde corazón.


08 julio 2013

Siempre juntos...

Aunque casi todo el mundo odia los lunes, hoy para mi es un lunes especial: ¡Hoy hace 4 años que mi vida cambió para siempre!

Un caluroso 8 de julio, tan caluroso con el de hoy, me despertaba con la noticia de que ya estabas llegando, y nerviosa fui a esperarte para recibirte con los brazos abiertos. Llegaste con dificultades, pero dando guerra desde el principio. Fue un día largo, intenso, lleno de risa y llanto entremezclados, de emociones a flor de piel... ¡LLENO DE TI! 

Llegaste a mi vida en una etapa un tanto gris y enseguida conseguiste pintarla de mil colores. ¡Hoy me parece mentira que hayan pasado ya 4 años! Contigo descubrí lo divertido que es ser tu tita y lo maravilloso que es quererte. ¡Jamás pude imaginar que fueras capaz de generar tanto amor en mi! 

Aunque a veces ese genio que tienes logra ponerme de los nervios, adoro la genialidad que tienes para todo lo demás.. Ya perdí la cuenta de las veces que me he podido reír contigo escuchando tus ocurrencias; te como cada vez que "fabricas" para mi besos de gatito; me encanta cuando te ríes porque tu risa me da la vida y me derrito como un helado al sol cada vez que vienes a darme abracitos y besitos cuando menos me lo espero. 

Creo que eres la única persona capaz de recargarme las pilas para toda la semana en dos minutos... Y es que veo tanto amor en tus ojos cuando me miras que no tengo más remedio que quererte hasta el infinito y más allá. ¡A tu lado.. simplemente... soy FELIZ!

Hoy que es tu cumple, no estaré contigo, aunque sí estaré a tu lado. Pero qué más da un día antes que uno después... Ya lo pasamos genial ayer celebrando tu cumple y pasando el día en la pisci, verdad Periquillo? 
Podría seguir escribiendo mucho más, pero estas tres palabras lo resumen todo a la perfección...

¡TE QUIERO, PERICO!


19 junio 2013

Una Aventura Inolvidable...

Allá por el año 95, después de muchos meses de trabajo, esfuerzo y dedicación, una joven tímida llegaba a Cáceres con una mochila medio vacía de enseres, pero repleta de ganas e ilusión. 

Aquella ciudad maravillosa fue el punto de partida de una expedición única que fue, ha sido y sigue siendo, una fábrica de sueños bonitos para muchas personas que a buen seguro son unos cuantos privilegiados... 

Privilegiados por vivir cuarenta y cinco intensísimos días inolvidables.
Privilegiados por aprender a ser más independientes.
Privilegiados por visitar otros países, descubrir sus raíces, desde la perspectiva menos turística que jamás imaginaron. 
Privilegiados por aprender a compartir una chocolatina entre quince.
Privilegiados por conocer otras maneras de ver la vida, otras formas de pensar, otras culturas.
Privilegiados por aprender a valorar las comodidades.
Privilegiados por haber pasado una mágica noche de acampada en Machu Pichu, que jamás olvidarán.
Privilegiados por aprender que el mundo hay muchas más cosas que tu propio ombligo.
Privilegiados por establecer lazos con amigos de medio mundo que llegaron a convertirse en una gran familia.

¡Aquel día en  Cáceres fue el principio de la aventura más alucinante que aquella joven, que hoy tiene treinta y tantos ,ha vivido jamás...! 

Hoy hace 18 años que la Ruta Quetzal caló en lo más hondo de mi alma y mi corazón. 
Hoy hace 18 años que el "espíritu Quetzal" llegó a mi vida para quedarse para siempre. 

¡Por mucho que te cuenten, uno no puede imaginarlo si no lo ha vivido!

10 junio 2013

Algo Más...

Algo más que palabras 
Algo más que silencios

Algo más que una ilusión
Algo más que un quizá

Algo más que amistad
Algo más que confusión

Algo más que un paseo por la playa

Algo más que la distancia

Algo más que un destino
Algo más que un secreto

Algo más que una esperanza
Algo más que una curiosidad

Algo más que una caricia
Algo más que un juego

Algo más que un beso
Algo más que una espera

Algo más que un abrazo
Algo más que una oportunidad

Algo más que una risa
Algo más que un llanto

Algo más que un deseo
Algo más que una mirada

Algo más que un escalofrío
Algo más que un chispazo

Algo más que un camino
Algo más que una encrucijada

Algo más que una sonrisa
Algo más que una lágrima

Algo más que miedo

Algo más que ganas

Algo más que una pregunta
Algo más que una respuesta

Algo más que una mentira
Algo más que una verdad

Algo más que un sí
Algo más que un no

Algo más que un principio
Algo más que un final

Algo más que tú
Algo más que yo

Algo más que nada
Algo más que todo...

¡Algo más que un poquito chiquitito!

05 junio 2013

Prometo...

 Ando cultivando otras facetas creativas, pero prometo volver pronto con algún escrito mío.

Besos y abrazos a todos los que gustáis pasear de vez en cuando por El Mundo de Angie.

:)

27 marzo 2013

No Me Preguntes Por Qué...

No me preguntes por qué pero deseo ardientemente perderme contigo por lugares especiales y mágicos: en el bazar de las sorpresas, en la ciudad de los besos, en el fiordo de los sueños, en el bosque de los susurros, en el volcán de las caricias.

Contemplar contigo la consagración de la primavera, la tormenta de verano, el ocaso de otoño, la lluvia fina de invierno.

Compartir contigo las sonrisas francas, las miradas pícaras, los cuerpos con alma, mi espacio, el tuyo, esa puerta entreabierta, el deseo, las verdades sin complejos.
 
Sentir contigo la magia, las mariposas en el estómago, levitar ante tu mirada, aspirar tu aroma, sentir tu tacto, degustar tu sabor, escuchar tus susurros, compartir tus éxtasis.

Bucear pausadamente en tu cabello, en tus manos, en tu cuello, en tu pecho, en tu cintura, en tu espalda, en tu vientre, en tus piernas. Sentirte conmigo, en mi, dentro de mi.

Escribirte mensajes de amor en la nevera, imaginar, quizá, tu dulce sonrisa sonrojada...

***

Hoy estaba recordando qué entradas había publicadas a lo largo de la vida de mi blog y me apeteció volver a rescatar ésta (publicada en enero de 2010) para compartirla con  vosotros. Si sois viejos lectores de El mundo de Angie quizá la leyerais en su momento, a los nuevos, espero que os guste.

Prometo volver pronto con nuevos escritos, mientras tanto, os dejo este. Feliz semana a todos!

21 marzo 2013

Despierta...



Despierta, tiemblo al mirarte; 
dormida, me atrevo a verte; 
por eso, alma de mi alma, 
yo velo mientras tú duermes. 

Despierta, ríes, y al reír, tus labios 
inquietos me parecen 
relámpagos de grana que serpean 
sobre un cielo de nieve. 

Dormida, los extremos de tu boca 
pliega sonrisa leve, 
suave como el rastro luminoso 
que deja un sol que muere. 
-¡Duerme! 

Despierta, miras, y al mirar, tus ojos 
húmedos resplandeces 
como la onda azul, en cuya cresta 
chispeando el sol hiere. 

Al través de tus párpados, dormida, 
tranquilo fulgor viertes, 
cual derrama de luz templado rayo, 
lámpara transparente... 
-¡Duerme! 

Despierta, hablas, y al hablar, vibrantes 
tus palabras parecen 
lluvia de perlas que en dorada copa 
se derrama a torrentes. 

Dormida, en el murmullo de tu aliento 
acompasado y tenue, 
escucho yo un poema que mi alma 
enamorada entiende... 
-¡Duerme! 

Sobre el corazón la mano 
me he puesto por que no suene 
su latido y de la noche 
turbe la calma solemne. 

De tu balcón las persianas 
cerré ya por que no entre 
el resplandor enojoso 
de la aurora y te despierte... 
-¡Duerme!

RIMA XXVII (GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER)

Nadie mejor que uno de los grandes, que además es de mi tierra, para compartir con vosotros este poema delicioso en el Día Mundial de la Poesía. 

Aunque la foto la he tomado de internet, esta mañana he tenido el placer de pasar por esta hermosa glorieta del Parque de María Luisa. Aún no está tan florida, pero está bonita igualmente.

11 marzo 2013

Cierra los ojos...



Cierra los ojos y siente cada momento.
Desata los nudos del alma hasta encontrar sosiego.
Respira profundo para gritar hasta quedar sin voz.
Desea sin descanso hasta llegar a la altura de mis ojos.
Saborea a paso lento hasta descifrar los mapas de mis secretos.
Nota acelerarse los latidos hasta poner el mundo del revés.

Chispas que estallan incesantes en un roce inesperado.
Silencios que gritan alocados mi nombre en tu cuerpo.
Miradas que ocultar no pueden que nos intuimos sin remedio.

¡Abrázame una y otra vez, abrázame fuerte hasta que duela!
Cuando la distancia nos aleje, suéñame hasta que haya vuelto.
Cierra los ojos y siente cada momento. 
Cierra los ojos, amor mío, ¡cierra los ojos y déjame dentro!


***

NOTA IMPORTANTE: Tomo prestada esta maravillosa frase: "Cierra los ojos y déjame dentro, amor mío", que leí hace poco en el twitter de mi admirado Antonio Orozco  (@antoniorozco) y que ha sido la inspiradora de este texto.



08 marzo 2013

Que te den...


A punto de cumplir los cuarenta, recién despedido y con una esposa que me engañaba con el que yo creía que era mi mejor amigo, me sentía un fracasado.

Harto de la situación decidí huir de todo. No sabía dónde iría, ni qué haría, pero me daba igual. En una maleta metí algo de ropa y algunas pertenencias de las que no quería desprenderme. Abrí la puerta y me marché.

Han pasado tres años y de lo único que me arrepiento es de no haber visto la cara de mi ex al leer mi escueta nota de despedida...

20 febrero 2013

Escribir-te-me

No muchos años después de haber aprendido a leer y escribir descubrí que yo era más yo cuando me ponía delante de un papel y simplemente me dejaba llevar por mis pensamientos, mi imaginación y mis emociones.

Con el tiempo, mucho tiempo, dejé que otras personas leyeran algunas de las cosas que escribía,  y para mi sorpresa resultó ser del agrado de todas ellas. Después surgió El Mundo de Angie. Abrir mi blog, con todo lo que ello conllevaba fue todo un descubrimiento, al que le dediqué mucho tiempo y que me aportó mucho. Conocí a multitud de blogueros de los que aprendí mucho, de sus diferentes o similiares estilos al escribir (siempre he pensado que detrás de algunos blogs se esconden verdaderos genios esperando a ser descubiertos). Que mi forma de contar las cosas transmitiera y provocara emociones en toda aquella gente que alguna vez leyó algo mío, fue una experiencia de retroalimentación maravillosa y tremendamente enriquecedora, con la que aprendí mucho. Además me acostubré a escribir con mucha más frecuencia sin ningún esfuerzo y sé que evolucioné en ello.

Hubo un tiempo en que el mundo de los blogs vivió una etapa gloriosa. Y no sé si es percepción mía, por mi abandono del blog, o es la tónica generalizada, pero el caso es que el mundo de las redes sociales los ha desbancado en gran medida. O al menos, mis redes sociales han desbancado a El Mundo de Angie. Hecho que en el fondo me apena bastante.

El caso es que, en mi blog o en mi habitación delante de un papel, el ritmo de vida acelerado, la ocupación de mi tiempo en muchos otros menesteres, han hecho que pierda esa soltura que tenía hace tiempo, esa fluidez de palabra al ponerme a escribir, y  han hecho que mi capacididad de inspiración, no ya para inventar historias, sino simplemente para escribir a modo terapéutico, se vea seriamente mermada. Hace tanto tiempo que no me siento delante de un papel, que ni recuerdo cuando fue la última vez que lo hice medianamente en serio. Y me da rabia.

Me da rabia porque sé que en el fondo la pereza es una de las grandes causas. Porque sé que, en el momento que pusiera un poquito de interés en ello y mis dedos se lanzaran de lleno a llenar de tinta un papel o comenzaran a golpetear las teclas, saldría una historia, saldría una reflexión hecha palabra. Mejor o peor, eso ya es otra cuestión, pero saldría. Como ahora mismo justamente, que al entrar en mi blog, de repente he sentido la necesidad de pulsar en "nueva entrada", aún sin tener nada claro qué iba a acabar escribiendo.

Siempre lo he pensado: sin escribir, Angie no es la misma Angie, es así aunque no quisiera. Me siento menos yo. Siento que tengo muy descuidada una parte de mi que siempre ha sido muy importante para mi. Y eso no me gusta. Hace un par de días leí una frase, no recuerdo de quién ahora mismo que decía lo siguiente: Nunca encontrarás tiempo para nada. Deberás crearlo tú mismo. ¡Y no puede ser más cierto! Todo lo demás son excusas.

Últimamente, no es que quiera intentar volver a escribir, es que necesito volver a escribir. Pero no necesito inventar historias, necesito pararme a escribir sobre mi, para mi, por mi. Escribir a modo terapéutico. No estrictamente porque necesite terapia, que a lo mejor (supongo que eso debería estimarlo un psicólogo dado el caso), sino para pensar más lento, más claro, más alto, para analizar, para analizarme, para comprender, para comprenderme, para preguntar aunque nadie me responda, para preguntarme y responderme o para no responderme. Así que probablemente no escribiré en mi blog sobre todo eso. Mejor dicho, seguro que no escribiré en mi blog sobre todo eso. Ya me siento más desnuda de lo que quisiera al releer algunas de las historias que he contado en mi blog, incluso aún siendo inventadas, como para escribir a modo terapéutico aquí.. ¡Qué va, qué va! De hecho ni siquiera pienso que este peñazo que llevo escribiendo desde hace un rato, cuando en realidad tendría que estar durmiendo desde hace rato, le parezca mínimamente interesante a los pocos lectores que obviamente le quedaran a El Mundo de Angie. De hecho, seguramente por eso lo he publicado, porque no creo que nadie vaya a llegar a este renglón sin haberse aburrido antes y lo haya abandonado. Lo entendería perfectamente. Si es así, di "pa-ta-ta", jajaja.

Así que es esas estamos... en la línea de volver a escribir para mi. Por el momento, ya lo estoy haciendo ahora mismo, incluso aunque todo esta vomitera pueda no tener demasiado sentido, así que supongo que eso ya es un comienzo. Y cuando lo haga, entonces me sentiré capaz de empezar a darle forma a un proyecto de idea que ahora está "ahí", pendiente de hornear, pero que siempre me ha parecido muy atractivo y todo un reto. Y también me sentiré capaz de volver a imaginar historias, de crear otras personalidades diferentes, otras vidas. Volveré a sentirme capaz de divertirme escribiendo. Incluso sé cuál es la primera historia que escribiré: una que está a medio terminar, una que no se me ha olvidado a pesar del tiempo que hace nació su pie de comienzo. Será lo primero que vuelva a publicar aquí y confío en que no sea dentro de demasiado tiempo. Y entonces, volveré a contar historias en El Mundo de Angie.

Hasta entonces... disfruten del suyo, que la vida es corta!

14 mayo 2012

Tacones Jodidos, Jodidos Tacones...

Cuando vio pasar el bus, se quitó los zapatos.

Había estado lloviendo toda la mañana y no quería que aquel conductor, que intuía con ganas de pasar a toda velocidad pisando el charco, le estropeara sus tacones favoritos: unos Manolo Blanhik que llamaban la atención a leguas de todo aquel que se cruzaba con ella.

Pero su intención fue más lenta que la del chofer. No sólo le mojó los zapatos, sino que la empapó de arriba abajo ante la mirada de los que allí esperaban intentando no reírse.

Ella comenzó a acordarse a pleno pulmón de los familiares del conductor, mientras él, que no hizo parada allí, se alejaba pensando mientras le pitaba...

“Si yo no puedo ponerme mis Manolos fuera de mi habitación, tampoco se los pone esa zorra emperifollada!...”.

30 enero 2012

Frío Invierno...







Hoy tampoco es una noche cualquiera. Este año el invierno está siendo tremendamente crudo. El frío aprieta tan fuerte al caer la noche que cada día comienza a formarse más temprano la cola de indigentes que esperan en el albergue que hay cerca de casa.

El frío de esta noche me ha traído a la memoria un dulce recuerdo que durante años he guardado con celo. Fue el día en que la vi por primera vez. Un día tan gélido como el de hoy. Ofrecía un recital en el Teatro Imperial de Madrid. Con puntualidad británica el teatro quedó en completa oscuridad y se abrió el telón. El público callaba expectante hasta que un cañón de luz alumbró con fuerza en mitad del escenario.

Allí estaba ella. Arropada por el calor de una gran ovación, saludando poderosa a su afición. Exultante, como la rosa que derrocha belleza al estallar la primavera. Vestida con un hermoso traje largo digno de una princesa y su sonrisa más arrebatadora. Del piano de cola comenzaron a brotar notas musicales que la acompañaban y el aire se inundó enseguida de la magia de su voz de seda. Desde aquel instante conquistó para siempre mi corazón. Jamás había visto una mujer tan hermosa como ella.

Como cada día he vuelto a pasar por delante del albergue de camino a casa. Muchos de los que allí esperan ya me son conocidos y al saludarme siempre aprovechan para pedirme unas monedillas. Pero hoy no ha sido una noche cualquiera... Hay caras nuevas y la cola es aún más larga que otros días por culpa del temporal.

Hoy un lánguido susurro que suplicaba limosna me ha dejado helado. Al volver la vista atrás, mis ojos se han cruzado con la mirada de una mujer ya casi anciana, sentada sobre una desgastada bolsa de rafia en la que llevaba sus escasas pertenencias. Allí estaba, arropada por la esperanza de conseguir comida y cama con un poco de suerte. Escondida bajo harapos sucios y malolientes y un semblante de sobrecogedora tristeza.

Hoy una voz que no lograba camuflar que hace años fue dulce y aterciopelada me ha dejado helado.




Safe Creative #1201300997321

20 octubre 2011

Me Encanta...




Me encanta...

... cuando te duermes en mis brazos.
... cuando te hago cosquillas y empiezas a reírte nervioso antes de que te toque.
... cuando me haces caracolitos en el pelo.
... cuando me aprietas fuerte, fuerte al abrazarme.
... cuando me ves por primera vez hacer algo y me preguntas lleno de curiosidad qué hago.
... cuando jugamos juntos.
... cuando te ríes a carcajadas.
... cuando me despiertas con un beso.
... cuando me dices que me quieres dos.
... cuando hablamos por teléfono y me dices que tienes ganas de verme.
... cuando me ves llegar y sales corriendo para que te coja en brazos.
... cuando me ayudas a coger jazmines.
... cuando te escondes en algún rincón y apareces por sorpresa para darme un susto con tus “buuuuuuuú”.
... cuando me cuentas que en la guardería te lo pasas pipa.
... cuando me miras con esos ojazos llenos de luz.
... cuando me agarras de la mano cada vez que vamos de paseo.
... cuando me das un “muá” sin que yo te lo pida.
... cuando saludas al “Señol” cada vez que pasas por el cuarto de los abuelos y ves la figurita en la pared.
... cuando me dices que eres mi chinito de amol.
... cuando te pregunto si te columpio “flojito o fuerte” y tú siempre contestas a todo pulmón... “¡fueeeeeeeeeeeeete!”.
... cuando me dices que cantemos la gallina turuleta, Don Pepito y Don José o la canción de la margarita.
... cuando te veo mirar entusiasmado una procesión, disfrutando a tope de la banda de música y tirándole besos a la “Vinchen” y al “Señol”.
... incluso cuando me pones la cabeza un poco loca con el piano, el tambor, los platillos o la flauta.
... cuando me llamas tita.

Por todos estos motivos y muchos más...
Por todo el amor que me regalas...

... ¡ME ENCANTAS TÚ!
Dedicado a la persona que más amor genera en mí desde hace algo más de dos años... Mi sobrino Perico. ¡Te quiero dos, cariño mío!

12 septiembre 2011

A Veces Me Pregunto...


A veces me pregunto si crees verme entre los rostros de una calle cualquiera; si alguna vez me dibujas en tus sueños.

A veces me pregunto si crees oír mi voz susurrándote al oído; si alguna vez me esperas al otro lado del teléfono.

A veces me pregunto si crees sentir el calor de mi cuerpo navegándote; si alguna vez tu piel se estremece recordando mis caricias.

A veces me pregunto si crees saborear el néctar de aquellos besos que nos dábamos; si alguna vez me has besado en otras bocas.

A veces me pregunto si crees oler el aroma de mi cuerpo enredado entre tus sábanas; si alguna vez te embriagas de mi esencia de mujer.

A veces me pregunto si crees que la vida volverá a juntar nuestros destinos; si alguna vez has deseado volver a mi.

A veces me pregunto si crees que tomaste el camino equivocado; si alguna vez te has arrepentido.

A veces me pregunto si me habrás olvidado hace tiempo
...




Safe Creative #1109130054118


***


Quiero dar las gracias a las dos personas que, sin saberlo (ni lo van a saber, jaja), han sido la fuente inspiradora de este texto...


A una vieja amiga, por traerme a la cabeza con sus confesiones, una frase corta pero con sustancia, que me ha estado rondando en la cabeza desde hace algún tiempo porque sabía que se le podía sacar jugo ("A veces me pregunto si piensas en mi...").


Y a Manuel Carrasco, por sus canciones, que tantísimas veces he escuchado y tantas emociones produce en mi interior.


Y también agradecer la imagen al blog de Jorge (www.jorgenunez17.blogspot.com), que ya sabe él que me encanta "robarle" las fotos que va encontrando por la red, jejeje...


No creo que tarde mucho en publicar de nuevo, hay otra frase que también viene rondano mi cabeza últimamente..."Me encanta..."