03 mayo 2007

Se buscaban anécdotas y la más divertida que encontré fue....

Ya casi se me había olvidado que el concurso de "Se busca Anécdota" seguía abierto después de casi dos meses (Angie y sus despistes...). Así que, como supongo que ya nadie más va a aportar su anécdota, sólo me queda decir que la anécdota con la que más me reí fue...........

¡¡¡¡¡Trrrrrrrrrrrrrrrrr.............Trrrrrrrrrrrrrr.................Trrrrrrrrrrrrrrrrrr!!!!!!!

La anécdota que contó nuestro querido Anónimo de la Inspección de Sanidad!!!

Aquí os la dejo para que la disfruteis de nuevo:

"Voy a contar una anécdota, verídica como la vida misma, que me ocurrió hace algunos años, actuando como Inspector de Sanidad; Sucedió que tenia que hacer un Informe Sanitario sobre una Sauna-Gimnasio.
Era una época en que los burdeles se camuflaban en negocios mas o menos normales: Bares, Pensiones, Gimnasios, etc, y en este caso, el negocio que pretendía obtener la Licencia Municipal de Actividades, claramente, como se comprobó en la Inspección, se trataba de un burdel.
Pues bien, para que el titular pudiera obtener Licencia Municipal, aportando el oportuno Informe Sanitario, me llegó a mi despacho, el correspondiente Oficio, acompañado de la Solicitud del Titular de la Actividad, y el Proyecto Técnico correspondiente, en el que constaban los detalles de la instalación.
Tras la valoración de la documentación aportada, procedo a efectuar una visita de Inspección, para lo cual, como es lógico, me persono en la dirección, y me encuentro que en los bajos comerciales de un bloque de viviendas habían efectuado obras para adecuar el local al uso pretendido, y a tal efecto habían levantado un cerramiento del muro exterior, dejando hacia la calle, solo una puerta y los correspondientes carteles de anuncio, en el que destacaba un luminoso que ponía con letras de neón de colores, GIMNASIO-SAUNA y el nombre del Establecimiento que no hace al caso reproducir.
Yo en aquella época, aun joven, pero ya de cierta edad, portando un maletín, tipo portafolios, de cuero, bien trajeado, como corresponde a un respetable Inspector de Sanidad, llame al timbre, ... , oigo unos pasos de taconeos que avanzaban acercándose a la puerta por el interior, y me abre la puerta una sonriente joven, rubia con la melena suelta, muy maquillada, ligera de ropa, con un chaleco de color vivo, muy escotado y ajustado, falda corta que dejaban al descubierto unas largas piernas, y zapatos de tacones altos, que ofrecía pocas dudas sobre sus cualidades profesionales.
Viéndome en la puerta, me miró, y sonriéndome con picardía, y con una entonación afrancesada, me preguntó:¿ Que va a ser guapo?.A lo que yo contesté, aguantándome la risa, con la máxima seriedad posible en dicho trance:Pues va a ser una Inspección de Sanidad". (13/3/07 21:37)




Como regalito, querido Anónimo...
una Montblanc para tu colección! ;-)
A todos los que contásteis vuestras anécdotas, deciros que también me reí muchísimo con ellas!! Mil gracias por participar! y bueno...mmm.... es que alguna tenía que llevarse el título de "la anécdota más divertida".. jejeje!
Lástima que no se animaran más blogonavegantes a compartir sus anécdotas! Así nos hubiéramos reído más todavía, que es de lo que se trataba! :DDDD
Besitossss a todos!
Pd: si alguien se anima ahora a contar alguna anécdota.... :D

5 comentarios:

Garfio dijo...

Iba yo por un céntrico paseo de una ciudad de cuyo nombre no quiero acordarme, con mucha prisa. Es uno de esos centros de paseos peatonales pavimentados con baldosín que quedan preciosos, pero que resbalan como el demonio. La noche anterior había llovido y yo en mis prisas, pisé un charco. Resbalé y perdí el equilibrio empezando a caer hacia mi lado izquierdo ... Pero no caí. La caída la paró un soberbio cabezazo que le di a un señor mayor que caminaba tranquilamente en ese momento a mi lado y que debió pensar poco menos que en el fin del mundo.

Un dato para la estadística: en la mili la talla de gorra más grande era la 60 y a mi me dieron la 59.

La Loca Carnavalera dijo...

YO IBA EL JUEVES DÍA 3 AL EXAMEN DE CONDUCIR TEÓRICO Y EL 4 APROBÉ JAJAJAJA, OLE OLE, LO SIENTO ES QUE NO PUEDO PENSAR EN OTRA COSA JAJAJA.

BESITOS

Angie dijo...

Pobre señor, Garfio! jajajaja. Mis amigas y yo, cada vez que pegamos un tropezón, nos ponemos a taconear al estilo Sara Baras para disimular! y, como es lógico, no disimularemos pero.. nos descojonamos cada vez que nos pasa! jajajaja

Enhorabuena, Loca Carnavalera, por fin una anécdotable contable, no?!!! Ea, ahora a por el práctico! atención! peligro para todos los sevillanos!!! absténganse de salir de sus casas en las próximas semanas....!!! jajajaja

Besos a los dos!

Anónimo dijo...

Gracias por este inmerecido premio.
Incorporo la Pluma a mi colección situandola en el lugar preferente, donde se situan las mejores, mayores y mas ostentosas plumas: en el ovispillo virtual.

Un anonimo y efusivo saludo y... gracias de nuevo.

Angie dijo...

De nada, hombre!!!! no ha sido nada inmerecido ;D

Besosss!