26 noviembre 2007

El Lado Oscuro



Hoy quiero compartir con vosotros lo que Juan José Millás (Premio Planeta 2007 por su obra "El Mundo") ha bautizado con el nombre de "Articuento", crónicas del surrealismo cotidiano donde se funden periodismo y literatura. Descubrí a este escritor gracias a Martita, que nos mandaba por mail articuentos de Millás, y la verdad es que me aficioné a su lectura, me encantan. Así que, de vez en cuando, iré colgando algunos de ellos, que espero os gusten tanto como a mi.

****

EL LADO OSCURO

Ahora mismo, por circunstancias de la vida, escribo frente a un árbol que hay al otro lado de la ventana y que lleva una doble vida. Mientras yo observo atentamente sus ramas, sus hojas, sus pájaros (su ardilla a veces), el árbol se hunde en la tierra, extendiendo sus raíces, que son sus ramas ocultas, hasta lugares que no podemos ni imaginar.

El otro día hubo un atasco en el cuarto de baño y llamamos al pocero. Después de mucho trabajar, localizó el problema lejos de casa, en una alcantarilla en la que se había colado la raíz gigantesca de un abedul. Por lo visto, el volumen de las raíces de un árbol es idéntico al de la copa: tantas ramas aéreas, tantas ramas subterráneas.

Si pudiéramos ver simultáneamente las dos partes de un pino, por ejemplo, comprobaríamos que entre la zona visible y la oculta hay una relación especular. Un árbol, en fin, son dos árboles. ¿Quién manda?, me pregunto ahora. La parte oculta, evidentemente. Si le quitas la raíz, se muere. Pero si quitas las ramas, incluso el tronco, las ­raíces se ponen a trabajar hasta conseguir otro reflejo aéreo.

Tengo una experiencia propia: corté hace años por la base un limonero que me estorbaba y desde su lado oscuro ha vuelto a crecer otro que ya no me atrevo a rebanar. Tengo mucho respeto a los productos del lado oscuro. Todos los árboles que veo hasta donde me alcanza la vista poseen un alter ego subterráneo que se pasa la vida dando órdenes. Ese alter ego tenebroso es el que decide cuándo se caen las hojas y cuándo vuelven a salir.

A veces me quedo pasmado observando el árbol que hay frente a mi ventana, y cuando se posa en él un pájaro, imagino que otro pájaro subterráneo se ha posado en una de sus raíces. Ahora veo pasar a un hombre junto al árbol. Ese hombre son dos hombres también. Lleva una vida aparente, a la vista de todos, y otra oculta, que sin duda tiene una influencia determinante sobre la visible.

En ese instante, se abre la puerta de la habitación. Es mi mujer, me pregunta si me apetece un té y le contesto sonriendo que sí, gracias. Ella vuelve a cerrar la puerta sin haber visto mi lado oscuro.

****

Nosotros, como los árboles, también tenemos nuestro lado oscuro, ese que nunca dejamos ver a los demás, ese que nunca queremos compartir ni siquiera con la persona más importante de nuestra vida, simplemente, porque nos pertenece únicamente a nosotros.
Quizá, ese lado oscuro sea el causante de que, a veces, tomemos decisiones en la vida, que es posible que los demás no puedan llegar a entender, porque no conocen esa parte de íntima de ti, esa que se encuentra en el lugar más recóndito y profundo de uno.
El lado oscuro es mayor en unas personas que en otras, en función de lo reservados o no que seamos con nuestra vida, pero siempre exite, pues lo cierto es que, por mucho que nos abramos a los demás confiándoles nuestros más íntimos sentimientos y nuestros más profundos pensamientos, siempre hay una pequeña parcela, por muy ínfima que sea, que nos guardamos para nosotros.

20 comentarios:

Garfio dijo...

Parcela necesaria, añado a la vez que suscribo.

esteban lob dijo...

A veces tenemos lados oscuros... que ni nosotros mismos entendemos.¿Serán resabios de vidas anteriores?

MonikaMDQ dijo...

Que buen escrito, me gustó. Te confieso que no había leído nada de él hasta ahora, asique gracias, siempre es bueno conocer la obra de reconocidos autores.
un besote y que tengas muy linda semana!

Anónimo dijo...

El lado obscuro del árbol, del que habla Juan José Millás, y sus reflexiones sobre nuestro lado obscuro me hace pensar en mi propio lado obscuro, y mi enfoque sobre el/los, lados obscuros del hombre. Pienso que los hombres y los animales en general, que a diferencia de las plantas nos movemos, no es que tengamos un lado obscuro, tenemos dos.

Me explico. Tenemos un lado obscuro que se hunde en el pasado, que se extiende, mas o menos, desde el Bing-Bang, hasta el momento mismo de nuestro nacimiento, y que como el lado obscuro del árbol, extiende sus raíces en nuestros antepasados. Pero ¿hasta donde?.
Y tenemos otro lado obscuro, que se extiende en el futuro hasta el infinito.

Entre uno y otro esta nuestro lado visible, lo que llamamos vida.

Los lados obscuros del hombre han preocupado siempre a los grandes pensadores de la Humanidad, y de este pensamiento surgen las dos preguntas fundamentales que han supuesto el desarrollo de muchas civilizaciones:

¿ De donde venimos ?.

¿ A donde vamos ?.

Angie dijo...

GARFIO: Sin duda. De lo contrario, perderíamos parte de nuestra esencia...

ESTEBAN LOB: Cierto, somos tan complicados que, a veces,no nos entendemos ni nosotros mismos!Véte tú a saber...

MONIKAMDQ: Me alegro, de verás! Buena semanita para ti también, guapetona!

ANÓNIMO:Buena reflexión la tuya! Gracias por compartirla con todos.

Un beso a todos! Angie.

Veca dijo...

Si que es verdad que todos tenemos ese lado oscuro, cosas tan íntimas y personales que no le contaríamos a nadie.......(Que raro que nadie haya dicho nada de Star Wars, por eso del lado oscuro :S)

gema dijo...

Mientras que a Javi (serialkid) le vuelve loco Millas, yo no puedo con él. Todos sus escritos me han hecho estar a la defensiva con lo que cuenta...pero lo seguiré intentando

Angie dijo...

VECA: sí yo también pensé que alguien lo mencionaría, jajaja. De momento, tú fuiste la primera.. :P

GEMA: ya ves, para gustos los colores! a mucha gente le encanta Lucía Extebarría y yo... no puedo con ella!!!!!! jejeje...

femmeicthys dijo...

me encanto el post. Una de las partes mas interesantes de las personas son ese lado oscuro, de el nacen todos los sentimientos, todas las pasiones, la inteligencia, la belleza en fin, lo que realmente somos. Personalmente amo mi lado oscuro
Que tengas un lindo día.

Garfio dijo...

3-1 al Arsenal. El Sevilla vuelve. ¡Enhorabuena Shiquiyaaaa!

Angie dijo...

FEMMEICTHYS: Me alegro de ambas cosas, que ames tu lado oscuro que que te haya gustado tanto el post, :D

GARFIO: Graaaaaaaaaaaaaaaaacias!!!Ooooeeeeeeeeeeee! Ooooooeeeeeeeee! y yo lo viví en el estadio!! :D

Besos a los dos!:D

Cris dijo...

Hola, pues yo nunca he leido nada así que cuando lo lea opino sobre la forma de escribir o algo... pero sí... cierto es que somos un misterio, que tenemos lados claros y lados oscuros...lados buenos y lados crueles, lados solidarios y otros egoistas... aunque en general creo que nos complicamos demasiado... pero bueno... o malo...

Silvia dijo...

¡Que buen relato! Nunca lei nada de este escritor Millás, me quedara de tarea, porque me gusto mucho.


Cariños

Silvia

Has dijo...

Medio raro eso de psicoanalizar a los árboles. Aunque es muy cierto lo del lado oscuro, todos tienen uno y a veces ese lado oscuro sale en situaciones especiales, o extremas, o como sea, pero hasta nosotros podemos desconocer nuestro propio lado oscuro...
Definitivamente este blog me cae bien, así que a partir de ahora queda en mi lista de recomendables!
Besos!

Angie dijo...

CRIS: yo creo que si no nos complicáramos, dejaríamos de ser humanos, jejeje... Estamos hechos de opuestos. Será que por esto también que los polos opuestos se atraen...

SILVIA: Me alegro! Ya verás como te gusta! Un beso.

HAS: Exacto! ese es el lado oscuro del lado oscuro (el remate de los tomates, vamos.. jaja). El sentimiento es mutuo, me gusta tu estilo! Voy a aprovechar que tengo varios y actualizo la lista de enlaces.

Besos a los tres!

Gentleman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gentleman dijo...

Hola, un isberg tiene su lado oscuro y es mucho , pero mucho mas grande que el que muestra, algunas personas son asi, como un isberg.
saludos.

Angie dijo...

GENTLEMAN: Ya ves! los iceberg sólo muestran un 12'5% de su volumen total! aunque yo creo que la personas mostramos un % mucho más alto, no? Besos.Angie

Almu y Meli dijo...

Detesto a JJMillás, te prefiero a ti como escritora. Te enlazo a mi blog ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS EN ETIMOLOGÍA.
Un abrazo de tu paisana

Angie dijo...

ALMU Y MELI: Bienvenida! Vaya, pues me alegro que te guste lo que escribo yo! es todo un halago! Vuelve cuando quieras, que ya sabes como se llega a El Mundo de Angie. A ver si me paso pr vuestro bló. Besos.