22 abril 2008

Salud, Dinero y Amor

free music

Hay una letra de tango que dice... “Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor. El que tenga esas tres cosas que le dé gracias a Dios. Pues con ellas uno vive libre de preocupación”.

Y lleva razón. Esas son las tres cosas más importantes que hay en esta vida. Aunque, probablemente, cada persona las coloca en diferente puesto según su escala vital de prioridades.

Está claro que el dinero es algo sumamente importante en esta vida. De hecho, por muy poco romántico que suene, es imprescindible. Pues, de momento, hasta ahora nadie ha sido capaz de alimentarse del aire o pagar la hipoteca demostrándole mucho amor al banco... Sin embargo, hay mucha gente viviendo por debajo del umbral de la pobreza que apenas tiene para comer y vestirse y, a pesar de todo, no les falta una sonrisa en la boca y les falta tiempo para ofrecerte y compartir contigo lo poco que tienen. Son capaces de ser felices; son felices con lo que tienen y con lo que son.

Por otro lado está la salud. ¿De qué sirve tener mucho dinero y mucho amor si uno no tiene la salud necesaria para disfrutarlos? Ahora bien, si uno reflexiona un poco sobre el tema, no es tan sencilla la cosa...

Por un lado, muchas veces, el amor puede hacer milagros con los problemas de salud. Y no sólo el amor de tus seres queridos que, indudablemente, es un pilar fundamental de apoyo para afrontar una situación tan difícil, dura y complicada como es una enfermedad, sino también el amor a la vida. La vitalidad, las fuerzas para luchar y esas ganas tremendas de vivir, de agarrarse fuerte a la vida pueden hacer que una persona consiga vencer la enfermedad. Mi padre se dedicó durante muchos años a la radioterapia y se lo he escuchado decir muchas veces: hay pacientes que se han salvado por las ganas tan inmensas que tenían de seguir viviendo, de seguir luchando; y eso ha sido lo que los ha salvado, el no venirse abajo y dejar que la enfermad se adueñara de ellos y se los comiera.

Y así mismo, bien es verdad que, muchas veces, gracias al dinero se puede gozar de una mejor salud, gracias a que uno puede acceder a tratamientos o a médicos que, quizá, sin dinero no podría. Por ejemplo, pudiendo viajar a países donde están los mejores médicos para tratar una determinada enfermedad o, simplemente, pudiendo costearse ciertos tratamientos (bastante caros, por lo general) que, desgraciadamente, la Seguridad Social no cubra y que pueden mejorar tu calidad de vida.

Se me vienen a la mente dos personas: Rocío Jurado y José Carreras. Ambos viajaron al extranjero para ser tratados de sus enfermedades. Cierto es que, al final, a Rocío Jurado el cáncer le ganó la batalla, a pesar de todo el dinero que empleó en intentar vencerlo. Se dice que no existen enfermedades sino enfermos, pues cada paciente es un mundo y la enfermedad se desarrolla de una manera en cada uno, entrando infinidad de factores diferentes en juego. Pero mira, a José Carreras, el dinero sí que le sirvió para vencer la enfermedad. ¿Y quién sabe, si lo hubiera podido conseguir de no haber sido por eso? Hay un refrán que dice que “las penas con pan, son menos penas...”

Y por último, está el amor. San Pablo en su Primera Carta a los Corintios considera el amor como lo más grande, lo más importante. [... Si no tengo amor, no soy nada...]. Porque el amor todo lo soporta, es paciente, desinteresado, servicial, verdadero.

Amor a un padre y una madre, a un hijo, amor a una pareja, a un hermano, amor a un amigo, a la naturaleza, amor a la vida, a lo que uno hace... Creo que el hombre sería incapaz de vivir sin amor, aunque sólo fuera una pizca. Porque el amor es el sentimiento más grande del mundo. Porque el amor, si lo buscamos, está en todas partes.

El amor es el motor que mueve a las personas, el motor que mueve el mundo a pesar de que, a veces, parezca que es el odio quien lo mueve. La fe es capaz de mover montañas, pero yo creo que el amor también es capaz de moverlas.

Todo esto me lleva a pensar también en la felicidad. Hay personas que apenas tienen dinero y son felices. Y personas multimillonarias que son infelices. Hay personas que no tienen buena salud y, a pesar de ello, han sabido afrontarlo con valentía, con fuerzas, con esperanza o con fe, y son felices a pesar de la enfermedad. Y personas con una salud de hierro que son infelices. Hay personas que no tienen todo el amor que desearían en sus vidas, porque no tienen a alguien a quien amar, o porque las personas queridas ya no están, y son felices. Y personas que gozan del amor fraternal y de pareja y, sin embargo, tampoco son felices. Y hay personas que, a pesar de tener la suerte de tener las tres cosas, no son capaces de disfrutar de ello y, por tanto, en realidad tampoco son felices.

Así que, no sé si la felicidad depende de las tres cosas (salud, dinero y amor), si sólo depende de alguna de ellas, o si no depende de ninguna. Quizá la felicidad no está fuera, sino dentro de uno mismo. Quizá la felicidad es una actitud y no una circunstancia. ¡Ojalá supiera la receta! De seguro, la compartiría con todos vosotros.

En mi escala vital de prioridades yo pondría el dinero en el tercer puesto, pero asignar los otros dos puestos creo que me costaría mucho, pues es tan importante el amor! Pero es que, es tan importante la salud!
Así que sí, el tango dice una gran verdad: quien tenga esas tres cosas que le dé gracias a Dios. A Dios o a quien o lo que quiera, si no cree en Él.

ACTUALIZACION: 24/04/2008

Todos habéis dicho algo que me ha hecho reflexionar. Me habéis aportado matices que, quizá no me había planteado o, al menos, no del todo. Así que, de verdad, muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Creo que está resultando un debate bastante provechoso! :D

Haciendo una relectura de lo que escribí y también de vuestros comentarios. Creo que llego una conclusión. Mi escala vital de prioridades sería más o menos así:

1º puesto: para la SALUD y el AMOR FRATERNO. Considero ambas cosas TAN importantes que no tengo más remedio que colocarlas en un primer puesto. Quizá colocaría la salud un pelín más adelantada, en el sentido de que, aunque la falta en mi vida de amor fraternal sería durísima, la falta de salud lo sería aún más.

2º puesto: para el AMOR CONYUGAL O DE PAREJA. Lo que apuntó Alfonso es totalmente cierto. Aunque es muy importante, el amor conyugal no es estrictamente necesario. De este no tengo yo y bueno, no es algo que me impida sentirme bien conmigo misma y con mi vida; aunque sí que es verdad que, a veces, se echa en falta (las cosas como son..)

3º puesto: para el DINERO. Siendo algo, agraciada o desgraciadamente, sumamente importante en la supervivencia, creo que sería lo que menos me importaría que no me sobrara. Prefiero tener preocupaciones económicas que preocupaciones por problemas de salud míos o de mis seres queridos.


Safe Creative #0907134120713

26 comentarios:

Agata dijo...

Buen razonamiento el tuyo.Yo pondría lo último el dinero.Y entre las otras dos...pondría antes la salud.El amor puede ser más fácil de conseguir.Ahora,la salud...cuando tienes algo malo...Yo prefiero que mis hijos tengan salud a que me quieran.Me explico.Si tengo que decidir entre que estén bien de salud o que me odien,prefiero que me odien.Ante todo que estén sanos.Yo los querría aunque ellos a mí no.Te hablo hipotéticamente,porque nos queremos muchísimo.Ayssss....que me entra una penita,pena...Un beso,chata.

Alfonso dijo...

Yo, igual que Agata.
Primero salud, hay que estar vivos, y en condiciones, para poder amar, para poder ser amados y para poder trabajar para ganar dinero.
Luego, el amor. Pero como el de San Pablo, el amor fraterno.
El conyugal, podemos tenerlo o no. No es estrictamente necesario.
y el dinero. El justo. Si tienes poco, te amargas, y si te sobra, amargas a los demás ,´así que...
:) salud, amor, y dinero.

Cris dijo...

Hola, yo coincido con Agata y Alfonso en el orden.

Salud, Amor y Dinero... siempre he pensado así, y siempre me he dicho y he dicho:

"que esté sana y viviré con el amor de mi vida aunque sea bajo y puente"

el dinero ayuda pero no da la felicidad.

esteban lob dijo...

Hola Angie:

Por mi mentalidad invadida por resultados deportivos, pongo "empate" entre amor y salud, con definición por penales entre ellos...y en tercer lugar, pero a pocos puntos de los dos primeros...al dinero.

Lo principal es que los tres ocupen siempre los primeros lugares y dejen en la retaguardia a equipos de juego sucio y mal intencionado como la envidia, los celos enfermizos, la iracundia, la intolerancia y otros de la misma especie.

Cariños.

MonikaMDQ dijo...

Hola Angie
que buen post, reflexivo a mas no poder. Pues mira, para mi es importante tanto la salud como el amor pero como lo explicaste vos, ambas serían importantes!!
Yo doy gracias a Dios por tener las tres cosas. Siempre le agradezco, claro! pero nunca me descuido, quiero decir, que no por tenerlas sos feliz del todo, NOooooo nononono.
Porque aqui viene el punto, el amor aunque lo tengas a veces te hace daño, queriendo o sin querer y te hace sufrir y hasta te puede hacer enfermar porque estando triste pues se te bajan las defensas, o sea, es una paradoja.
tenes salud+ amor+ dinero (no mucho pero conque alcance para vivir está bien) entonces te decía teniendo esas 3 cosas a veces no se es lo suficientemente feliz porque aún teniendo amor puedes sufir (o no) porque se sabe que el amor es asi y no tiene vueltas.

Por eso, para mi, las tres cosas son importantes, y sacando el dinero, las dos restantes sumam mucho si las tenemos a ambas pero la felicidad definitivamente es una cuestión de actitud, ni mas ni menos y se da por momentos, interminables o cortos, depende de cada uno :)

Espero no haberte mareado pero es mi pensar jajaja
besotes guapa!
PD: hablé por mi experiencia, se nota no? :D

Stella dijo...

Dichosos los que poseen las tres cosas, Angie, y ojalá sean concientes de ello!

Besitooos

Cat's dijo...

una cosa y otra, son importantes pero supongo que las prioridades cambian con los años, ejjejee cuando eres chico quieres dinero. con los años vas pidiendo salud!!!! y tu última de la vida solo quieres amor...esa es una valoracion, para mi fué al revéz....para mi de pequeña solo quería amorrrrrrrrrr por los poros, amor puroooooooooooo, luego dinero, mucho dinero, y ahora....salud.
en fin, supongo que la escala de valores va cambiando segun las necesidades del momento.
Yo, vivo.

Angie dijo...

TODOS:

Muchas gracias a todos por compartir vuestras opiniones sobre el tema. Vuestros distintos puntos de vista me han hecho reflexionar bastante. Y han hecho tamién que ponga una actualización en el post, jejeje.

Gracias.

Veca dijo...

No sabría muy bien como ordenarlas.
De que te vale ser rico si te estás muriendo de cáncer y no tienes familia ni amigos?

De que vale estar sano si vives en la calle y no tienes amigos?

De que vale ser muy querido si te estás muriendo y no hay nadie a tu lado??
Rectifico, el amor es más importante, pero sin salud y dinero,.............

Druid dijo...

Yo prefiero tener un poco de todo, que mucho de uno de los tres y poco del resto.
En la balanza está la solución.
Bicos.

Angie dijo...

VECA: vamo que, básicamente, estás un poco hecha un lío, no..? jejeje...

DRUID: Muy buena respuesta la tuya,Druid! Querer mucho de las tres cosas puede ser deasiado avaricioso así que, en el término medio está la virtud, no?

Un beso a los dos!

PD dijo...

Creo que ninguna de las dos cosas sueltas sirven... Obviamente, cada una te hace tener una vida plena... Debe ser un caos que te falte mas de una a la vez..
A mi ahora me falta el amor.... y todo lo demas queda al margen... No lo valoro.. Pero bueno, a veces te pasan cosas que te hacen ver cuan importantes son...
beso grande

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

1º dinero, 2º dinero, 3º dinero, ja, un poco materialista no?, bueno un poco de salud tambien...

Satie dijo...

Pues yo creo Angie, que todas están relacionadas, en el fondo es lo que extraigo de tu entrada. Sin amor no hay salud (al menos plena), sin dinero puede no haber salud. En fin, que yo creo que todas son importantes.

angélica beatriz dijo...

Hola mi Tocayita querida.

El amor y la salud van de la mano, como bien dice nuestro querido Esteban.

El dinero es relativo. Es un medio, nunca un fin, aunque como mencionas, es necesario cuando se pierde la salud. Como dice Cris, ayuda, pero nunca dará la felicidad.

Muy buena tu entrada, y tus reflexiones son impecables y me han gustado mucho.

Mil besos mi querida niña.

Angie dijo...

PD: es verdad, a veces, sólo deseamos tener lo que nos falta y nos olvidamos de valorar aquello que sí tenemos ya. Craso error! pues seguramente, eso nos haga sentir infelices o incompletos.

OTRA VEZ A VIAJAR AL OLVIDO: Bienvenido! dinero, dinero y dinero... jajaja, sí un poco se te ha visto el plumero, pero bueno, allá cada uno con sus prioridades!

SATIE: Sí, totalmente de acuerdo contigo, las tres son importantísimas!!!

ANGÉLICA BEATRIZ: Cuánto tiempo! Muy cierto! el dinero, salvo contadas excepciones, debería ser un medio y no un fin en sí mismo. Me alegro que te haya gustado el tema; sin duda, entre mi reflexiones y las vuestras he sacado muchas cosas en claro.

Muchos besos para todos. Angie.

Adriana dijo...

En mi caso el amor prima.
Sin éste la salud se me resquebraja y asi medio enfermita no puedo trabajar y hacer dinero.
Entonces uno viene siendo a ser consecuencia del otro. Si amo y me aman mi salud es muy buena, trabajo y hago negocios por lo tanto tengo dinero!
Besos

fito dijo...

Si algo nos diferencia de los animales es el amor. Salud y dinero (o bienestar social) lo compartimos con otra especies, pero el amor...

MonikaMDQ dijo...

Totalmente acertada tu actualización y la escala de valores que has elegido. Muy pero muy buena!

Por cierto, me has hecho reir como loca con el comentario que has dejado en mi blog!! :DDDDDD

besotes guapa!

Ulysses dijo...

las tres cosas son importantes
1° el amor los 4 amores
Afecto
Amistad
Eros
Caridad
2° La salud, de que nos sirve la salud, si nadie nos ama
3° El dinero justo, mucho puede perjudicar el amor y la salud

Angie dijo...

ADRIANA: Bienvenida a El Mundo de Angie! Muy bueno tu razonamiento, Adriana! aunque, no siempre la salud "respeta" a los que aman y son amados.

FITO: Bienvenido tú también, Fito! Pues fíjate, yo casi que diría que de las tres cosas, la que nos diferencia del resto de especies es el dinero. Porque el amor, entendido de diferente forma y a distinto nivel,sí pienso que existe en los animales. Entre ellos y también hacia los humanos(perros,gatos, caballos, etc...). Ahora que lo pienso, este tema da de sí para escribir un post entero, jeje..

MONIKA: Si, ya la tenía practicamente definida,y después de todos vuetros comentarios, más aún. Creo que este tema está siendo uno de los más provechosos que ha habido en mi blog. :)
Me alegro que te rieras, esa era la intenión, jijiji...

ULYSSES: Además de verdad, las tres cosas son importantísimas! Me alegra verte de nuevo por aquí, Ulysses! :D

Muchos besos para todos!!!! y a los nuevos... decirles que espero seguiros viendo por aquí,ejeje, y que en breve iré a visitaros yo! :D

Dafne dijo...

En mi caso todo se resume en uno: SALUD.
Si tienes salud puedes trabajar y si trabajas consigues DINERO.
Si tienes salud puedes relacionarte y así encontrar el AMOR.
Y para los que no pueden conseguir el AMOR siempre pueden pagar con DINERO el amor de las princesas.

Un beso
Dafne

Cnj dijo...

Angie, te cuento que tengo un familiar que por su amor a la vida vivió un año más a pesar que los médicos ya la daban por muerta. El poder de la mente unida al amor es muy poderosa!

Angie dijo...

DAFNE: Bievenida!! Muy cierto tu razonamiento auqnue, realmente, el dinero que se paga con amor, simplemente, no es amor, no?

CNJ: Bienvenida/o a El Mundo de Angie tú también! Verdad,es mucho más poderoso de lo qu pensamos!

Un besote a los dos!

guada dijo...

joer que post, es dificil de valorar, me ha encantado, si bueno, cada uno tiene su escala de valores y coincido con la que tu dices, ante todo la salud, luego el amor y por último el dinero
interesante debate ha suscitado este post

Angie dijo...

GUADA: Sí, has visto el debato que montamos? jejeje.. He vuelto a leer los comentarios ahora mismo y la verdad es que fue un debate muy enriquecedor.

Un besote. Angie.