05 mayo 2008

Como un lirón...



Otra vez os voy a hablar de algo relacionado con los sueños. Hace unos cuantos días, una vez más, no podía conciliar el sueño. Pero esta vez sabía que era por un motivo concreto: Estaba sola en casa y tenía miedo. Por un lado, hasta me sorprendía de ello pues, llevo años y años quedándome sola en casa y jamás me ha dado miedo, al contrario, me encanta quedarme sola de vez en cuando.


El caso es que también sabía por qué tenía miedo. Cuando llegué a casa allá por la media noche, escuché ruidos en la azotea. Se escuchaba bien porque yo vivo en la última planta del bloque. Me paré un momento, y volví a escuchar un ruido. Y como no sabía qué podía ser, me metí rápido en casa.

No me volví a acordar de los ruidos hasta que me acosté a la hora y pico. Y es que en el silencio de la noche se escucha todo perfectamente. Los ruidos de la azotea no sé qué serían exactamente, pero supongo que los que escuchaba estando acostada ya serían los crujidos de dilatación de los muros por el calor, pero, madre mía, yo no sé cómo me sugestioné, que no era capaz de dormirme, qué tonta, jajaja...

Entonces me acordé de una anécdota que me pasó hace muchos años y pensé... ¡quién tuviera el sueño profundo de aquellos tiempos! Os cuento...

"Tendría unos 12 años y habíamos estado cenando en casa de unos vecinos. Estaba cansada y me fui para casa antes que mis padres. Y sin darme cuenta, eché el pestillo de la puerta. Me fui a la salita a ver la tele un rato (rato= 10 minutos, que fue lo que tardé en quedarme sopa, jeje..). Y claro, cuando mis padres regresaron, yo estaba durmiendo en el sofá a pierna suelta y no podían abrir la puerta porque yo había echado el pestillo.


Llamaron al timbre. Y siguieron llamando, y llamando, y llamando...


... y yo no me despertaba porque no me enteraba, así que seguía tan a gusto en el sofá cual Bella Durmiente en sus mejores tiempos.


La salita está en la planta baja de la casa, y como las cortinas no estaban echadas del todo, mis padres me veían durmiendo a través de la ventana.


Los pobres se llevaron el susto del siglo porque pensaban que me había pasado algo. Pues yo no me enteré ni del timbre, ni del aporreo de la puerta ni de las voces de mis padres llamándome, que salieron hasta los vecinos para ver qué pasaba...


Rompieron el cristal de la ventana y, sorprendentemente, a pesar del ruido que eso hace, tampoco me desperté! (Yo quisiera saber cuándo perdí ese sueño profundo que me caracterizaba...), así que mis padres, se pusieron más nerviosos aún.


Con el cristal ya roto, a uno de los vecinos, se le ocurrió tirarme a través de la reja un paquete de tabaco. Tuvo puntería y me dio en el hombro. Y ahí fue cuando me desperté. Y ahora os describiré las dos escenas: “de puerta para fuera” y “de puerta para adentro”...


De puerta para adentro: Yo...


...Me despierto porque el paquete de tabaco me ha dado en el hombro. Pero como ha caído al suelo, yo no lo veo y no me doy cuenta de que me he despertado por eso. Como mi madre estaba tocando el timbre una y otra vez, lo que pienso es que me despierto porque mi madre está llamando insistentmente al timbre. Y claro, como no me he coscado de nada pienso... “ojú mi madre va a fundir el timbre, qué exagerá llamando, por Dios!”... A continuación, abro la puerta ...


- “Holaaaaa! Ups, me había dejado el pestillo puesto..”


Pero veo a mi madre con la cara medio descompuesta...


- “Uy mami, ¿qué te pasa? tienes mala cara...”


De puerta para afuera: Mis padres...

- Que qué pasa?! Que qué pasa?! Menudo susto nos has dado, niña! Casi me da un ataque, vamos!


- Un ataque? Por qué? Uysss, se ha roto el cristal de la ventana, papi!


- Se ha roto el cristal, se ha roto el cristal... Chiquilla, llevamos dos horas llamando a la puerta y tú sin inmutarte! Se ha roto el cristal no, hemos tenido que romperlo nosotros porque no te despertabas...
- Menudo susto nos has pegado, nena! Que nos creíamos que te había pasado algo porque ni te movías!
Al día siguiente, media urbanización preguntándome qué había pasado la noche anterior, jajaja... y bueno, ya tuve cachondeo para un buen tiempo, con eso de que a mi no me despertaba ni una bomba..."
Al final me dormí cuando el sueño me venció pero por lo menos serían las cuatro de la mañana. Así tenía al día siguiente las ojeras que tenía, claro! ¡Qué lástima que ya no duerma como un lirón como cuando era pequeña!


En fin, como se suele decir... historias para no dormir...


Safe Creative #0907014070428

17 comentarios:

Agata dijo...

Shoshete...Yo creía que seguías dormida porque no actualizabas ni pa qué...Me alegra que vuelvas con un post con denominación de origen.Me encanta.Estás sembrá desde chica.

Cris dijo...

je je je je je je
Una cuestión...aquel día que no conseguían despertarte dices que estuvísteis cenando en casa de unos vecinos, no? te recomiendo que les pidas la receta de la cena e investigues qué vino era... (¿tomaste vino.. lo recuerdas?) porque te dejaron KO, si que si...
pobres tus padres qué susto pero que te quiten lo bailaó.
Ya sabes que a mi me da cierto respeto dormir sola.. así que te podías haber puesto la radio... tomarte unos vinos... para otra que te pase me llamas y charlamos, hombre!!!
felices próximos sueños

Veca dijo...

Joer!! Yo me despierto con cualquier ruidito y tengo que dormir totalmente a oscuras....y sin nada de ruido.

esteban lob dijo...

Hola Angie:

Por lo menos viviste una situación no habitual a esa edad con el barrio convulsionado, un vidrio quebrado y tus papás inquietos y preocupados. No cualquiera lo puede contar.

Un abrazo.

Angie dijo...

AGATA: jajaja, qué va! es que ando liada en el trabajo, por estoy escribiendo y leyendo un poco menos estos días.Me alegro que te haya gustao! :D

CRIS: uff, Cristi,hace tanto tiempo que ni por asomo me acuerdo lo que comimos! no recuerdo lo que comí hace dos días, como pa recordar lo que comí hace 17 años, jaja.. Ahora que lo dices, porque no tenemos nuestros números, que si no, fijo que te llamo pa que se me quite el miedo, jeje...

VECA: Acabas de describir a la Angie de hoy! Yo también duermo a oscuras. En verano, como duermo con la ventana abierta, duermo con antifaz para que no me moleste la luz. Y tampoco llevo nada bien los ruidos. Quién me ha visto y quién me ve, jajajaja...

ESTEBAN LOB: No desde luego la anécdota no es demasiado habitual, no, jajaja...

Besos para todos. Me voy a dormir a ver si caigo pronto, :D

MonikaMDQ dijo...

Vaya "historia para no dormir". Muy buen post, tanto la narración como el contenido pero ahora , mejor dicho, esta noche no dormiré pensando en cuanto ruido hay siempre en mi balcón jo ....

besotes guapa! espero no tener miedo en verdad eh? que me acordaré de vos jajaja

Angie dijo...

MONI: siento ser la causante indirecta de tu miedo a esos ruidos, jajaja Pero bueno, lo arreglamos pronto... hacemos una llamada a tres entre Cris, tú y yo, y con la charla se nos pasa el miedo a todas, jajaja...

Besos, guapa!

Alfonso dijo...

Guapa, tú no estabas dormida, tú estabas en coma jjjjj

Por cierto, en mi blog, hay un programa de radio dedicado a Sevilla y al Parque de María Luisa :P

Agata: Shoshete jjjj, anda que ... jjj

mar dijo...

Sabes a mi me ocurrio eso en un viaje, habia estado toda la noche de viaje y sin dormir, cuando esa noche cai en la cama no me entere que mis compañeras de habitacion que se quedaron de fiesta estuvieron aporreando la puerta un buen rato, hasta que bajaron a la recepcion del hotel y le dijeron que por favor abrieran la habitacion que creian que su compañera habia muerto jaja.
Un besito y una estrella.
Mar

Pau Llanes dijo...

gracias por contar esas pequeñas-grandes cosas con simpatía y gracejo... saludos... pau

Angie dijo...

ALFONSO: Jjajaja, puede hasta que estuviera en punto y coma! jajaja
A ver si me paso pues a eschar ese programa.

MAR: pobres tus amigos! el susto que se llevarían también, jejeje!

PAU:pues de nada, me alegro que te haya gustado! :D Y me alegra también verte por aquí de nuevo.

Besos para los tres! :D

Indio Sangriento dijo...

Algo similar le pasó a mi amigo y compañero de blog, con la diferencia de que él se quedó doprmido y por NINGUN MOTIVO escuchó la puerta. Su madre tuvo que llamar a los bomberos para romper la puerta a patadas, y cuando estaban casi por romperla, recién ahi se despertó, jeje.
Saludos, muy buen post

Cat's dijo...

jejejjee es que cuánto mas mayor mas vueltas le damos a la cabeza. Qué nos vamos a imaginar de pequeñas!!! si vivimos en una gran fantasía...
Ahora yo sigo durmiendo igual o más que de pequeña...ufff cómo me gusta dormir!!

Pau Llanes dijo...

DESPEDIDA: Vengo a despedirme… Fue un placer leerte y saber que alguna vez también tú leíste los textos de Pau Llanes… Un saludo fraternal y un abrazo cómplice… Pau

SatiraBlanca dijo...

Hola marmotilla!jaja!
seguro que ni recordarás quien soy, te sonara vagamente lo de SatiraBlanca... pero sí he vuelto a bloguear!!
Gracias por el apoyo que recibi de tu aprte en mi blog, seguimos comunicandonos como siempre, con nuestros preciados blogs!
un besazo!
MUUUA

Dafne dijo...

jejjeje, no puedo parar de reir!! qué suerte teneis los que os dormís en el palo de un gallinero!! yo es que me despierto con el ruido de una hormiga.
Un beso
DAfne

Angie dijo...

INDIO SANGRIENTO: Jajajaja, el susto que se llevó la pobre madre... Bienvenido al blog! :D

CAT'S: Verdad, le damos demasiadas vueltas a la cabeza! Y yo, reconozco que soy demasiado aficionada a ello... Afortunada tú por dormir TAN bien siempre, hija mía!! :P

PAU LLANES: Anda, por qué te vas?!! bueno, espero que todo te vaya bien, ahora me pasaré por tu blog por si ahí lo explicas un poco. El placer fue mutuo!

SATIRABLANCA: Claro que me acuerdo de ti! me alegro que vuelvas a dar señales de vida! Ahora más bien la que está desaparecida últimamente soy yo...

DAFNE: Yo me he reconvertido y me he pasado al lado oscuro (jajaja) así que ahora no me duermo en el palo de un gallinero ni de coña... Me alegro que te haya divertido el post! :D

Muchos besos para todos y siento haber tardado tanto en contestaros; como he dicho antes, últimamente ando un poco fuera de combate...

Besos. Angie.