01 agosto 2009

El Andén...


Como cada verano Ana llegó a la estación de trenes cargada de maletas. Por fin volvía a su tierra para disfrutar de sus ansiadas vacaciones.

Los andenes eran un hervidero de gente, unos que volvían y otros que se iban: padres recibiendo a hijos después de un largo curso en otra ciudad, guías esperando a su grupo de turistas, enamorados que se resistían a despedirse.

Ana iba sola. Besos y abrazos en todas direcciones y ninguno era para ella. Subió al tren y no tardó en encontrar su asiento: vagón 2, 23-V. Se acomodó y quedó a la espera de que el revisor picara su billete. Al cabo de unos minutos el tren cerró sus puertas y empezó a avanzar. Lentamente se iba alejando de un andén lleno de manos que decían adiós y lanzaban besos al aire. Y ninguno de ellos era para ella.

El verano anterior fue el último en que Javián acudió a la estación a despedirla, colmándola de besos y abrazos suficientes para todo el tiempo que pasarían separados. Ana adoraba llevarse consigo el sabor de sus labios al subir al tren, pero esta vez las cosas eran distintas: ya no estaban juntos y ésta parecía ser la ruptura definitiva. Ya no había abrazos, ni besos, ni manos diciendo adiós desde el andén. Aunque los últimos meses habían sido duros eso ya no la entristecía. Por eso, aunque no hubiera dulces despedidas que anunciaran locos reencuentros, cuando el tren se puso en marcha, Ana simplemente sonrió...


Safe Creative #0908014188113

25 comentarios:

LILIT dijo...

son todas emociones muy muy de estación de tren...
seguro que todos podemos reconocernos en alguna de las escenas que describes.

siempre he pensado que las vías tienen un encanto especial, y no lo pierden esté una acompañada de su perro, de su tía, o sola.

besos de verano y maleta.

Cris dijo...

Ay adoro las estaciones de trenes... las vías del tren como dice Lilit me parecen muy especiales. Siempre me parecieron el principio de un mundo entero... el lugar donde elegir donde ir... o a donde volver.
A la vez es esa mezcla entre la nostalgia y la esperanza... el olor a encuentro y desencuentro...

ufff cúanta emoción me acaba de venir...

besos entre sonrisas!

Ninfa Azul dijo...

Que románticas esas depedidas, en la estación de tren, que vemos en peliculas..al soldado abrazado a su novia, y esta con los lagrimones rebalando por sus mejillas,el padre que se marcha por el mundo dejando a su esposa, y el niño pequeño abrazado asus piernas,!!ufff! que tiernas imagenes me has hecho recordar.
Que tengas un buén fin de semana.
Besitos.
Me gustaria verte en mi pagina de seguidore,es más facl para entrar al tuyo.

El Titanic, también se hundió dijo...

Bonito relato Angie, a mi me ha hecho sentir melancolia, pero sabes de que? De las estaciones de tren que permitían que sucedieran esas escenas. Ahora no quedan!... las despedidas se hacen en un hall enorme rodeado por una galería comercial, porque el acceso a los andenes queda restringido a las personas con billete, por lo que no hay adioses en el anden, ni besos al aire cuando el tren parte... una pena...

Ħαррy єyєs dijo...

Para acompañar el texto una canción:

la cancion de Ana- Maldita Nerea

"Fueron perdiendo la esperanza
desconociéndose
Y aunque ella imaginó que perdería
siguió engañándose

Ana tenemos que hablar, ya no podemos estar
nadando en la misma corriente
Háblame claro, lo sé, le dice mientras me ve
Como el sueño esperado
que de pronto ha arrancado
y no vuelve a ser quien era, quién fue
quiero que despiertes, ya no volveré

Ana no entiendes que ya no volveré
Ana no quiero que me esperes que ya no volveré
Y se le hace la mañana sólo recordándole

Como los cuentos que no acaban
como el invierno aquel
Nada salió como pensaba
sigue esperándole

Acuérdate, cariño mío, todas las cosas que me dabas
que sólo pillo los consejos y la ilusión con que me hablabas

Por una vez yo seré quien diga cuándo y por qué
aunque me cueste hasta pensarlo
Jamás te quise perder, tú has sido mi alma y mi fe
Si hubiese pensado en el momento adecuado
ya no vuelvo a ser quien era, quien fue
no quiero que despiertes, ya no volveré

Ana no entiendes que ya no volveré
Ana no quiero que me esperes, ya no volveré
Y ahora son dos gotas de agua
En el mar perdiéndose

Ana no entiendes, ya no volveré
Ana no quiero que me esperes, ya no volveré
Pero por qué no entiendes, no quiero que me esperes
Ya no volveré."

Alfonso dijo...

Bueno, no sé, yo voy más allá... no me quedo en la despedida, me voy al recibimiento... a saber quién o qué la esperaba en su destino :)

Maruri dijo...

Sonrio para disimular la meláncolia que emanaba de su interior..

Menda dijo...

Qué preciosidad, Angie....cómo manejas las palabras de bien.....

Agata dijo...

Quiero más...
¿Hoy es tu santo?Felicidades.

Angie dijo...

LILIT: Sí, a mi me han parecido siempre también que tienen un encanto especial! Para mi, las vías más especiales de todas son las que, cada año, me llevan a Almería (donde, por cierto, estoy desde el vierne :D).

CRIS: Holaaa! me algra verte por aquí otra vez!Las vías son como vidas cruzadas de la gente, que se unen y separan en diferentes caminos, en diferentes estaciones, cada una te lleva a destino diferente, que tú decides tomar o no.

NINFA AZUL:Uysss, imaginarme al niño agarrado a la pierna de su padre me ha puesto los vellos de punta! Prometo haerte una visita en condiciones a tu blog (y a todos los nuevos que han venido a verme a mi) en cuanto vuelva. que estos días, tengo un poquillo de ajetreo y no me da tiempo a pasarme por ningún blog (apenas por el mio, jeje)

TITANIC: Hombreeeeee! estoy sí que ha sido una sorpresa, jajaja!pensaba que el barco titanicmsn se había hundido para siempre o algo de eso, pero veo que no, jaja.. Me alegra que te guste. Por cierto que en Andalucía sí quedan estaciones de esas afortunadamente! la de Almería por ejemplo, la de Cádiz, y en Sevilla también, chiquillo! así que si las echas de menos, vente un tiempito para el sur y luego yo voy a despedirte a la estación a decirte adios con la mano, jejejje...

HAPPY EYES: Anda, pues no conocía la canción. Muchas gracias por ponerle música al post! :D

ALFONSO: Su familia, o sea, el mejor recibimiento que podía tener! :)

MARURI: Qué va! un pajarito me ha dicho que no era una sonrisa melancólica.. era una sonrisa que dejaba ver la alegría de comprobar que haber roto con Javián para siempre ya no la tenía sumida en un pozo oscuro de dolor y sufrimiento...

MENDA: Graciassssssss! Viniendo de alguien que postea diariamente (que para eso hay que manejar muy bien también la palabra y, sobre todo, la imaginación y las ideas) es todo un halago, jeje. :D

AGATA: Es bastante probable que, en breve, haya más, sí señor...
Por cierto, mi santo es el 2 de octubre (día de los angeles de la guarda), pero gracias de todas formas, jeje..

Muchos besitos a todos!
Angie.

Albino dijo...

Espero que lo pases bien en Almeria. En estos tiempos en los que todos los viajes largos se hacen en avion (vuelos de bajo coste) los andenes de las estaciones han quedado para trayectos cortos, por lo que han perdido el encanto de las grandes depedidas o de las amorosas esperas en las llegadas. En mis tiempos jovenes tomar un tren era una aventura y en muchos pueblos, la estación no era solo para los viajeros, sino tambien para los paseantes.
Por cierto, la fotografía que publicas es la del famoso beso de Doisneau, un autentico ícono del arte fotográfico...hasta que hace un año se demostró que estaba trucada. Los personajes eran dos actores contratados por el fotógrafo.
Una pena quitar la ilusión.
Algo igual pasó con la famosa bandera que pusieron los norteamericanos en Ivo Jima. Cuando se produjo ese momento el fotógrafo no estaba presente, y el general al mando de las tropas mandó repetirlo para que se perpetuase.
Un beso

S. dijo...

qué bonito,qué bien describes y analizas los sentimientos Angie:)

GABI dijo...

Bonito relato...la verdad es que las estaciones de trenes tienen cierto sabor melancólico, al menos para mi.

Siempre recordaré una despedida en la estación...pero el que se iba era él...

Angie dijo...

ALBINO: Sí, los andenes ya no son lo que eran hace años, pero bueno, para mi sí siguen teniendo cierto encanto. Lo de la foto del beso sí sabía que era un montaje, lo que no conocía era lo de Ivo Jima (siempre aprendiendo algo nuevo)

S: Graciasss! será que soy mu sentía, jajajaja... :P

GABI: Ante todo, bienvenido a mi blog. Para mi también tienen ese aire melancólico. Y, por suerte,guardo en mi corazón unas cuantas despedidas muy emotivas. Me alegro que te haya gustado el post. Vuelve cuando quieras.

Muchos besos a todos.
Angie,.

Satie dijo...

No siempre las estaciones de tren van a ser sitios tristes.

esteban lob dijo...

¿Ana no sería Angie...al partir a Almería?

Si así fuera, felicitaciones por saber crear una sonrisa en medio de los recuerdos.
Si, en cambio, Ana no fuera Angie, felicitaciones igualmente por la bella historia.

Maruri dijo...

Hay una canción de Ana Belen.Sentada en el andén mi cuerpo tiembla y puedo ver que a lo lejos silba el viejo tren como sombra del ayer
siempre recuerdos siempre hay algo de malancolia :)

Ipnauj dijo...

Besos para Ana.

Un gran saludo.

webero dijo...

parece q mas q una despedida,, era un nuevo comienzo para ella,,,

saludos,,,

Laura dijo...

Pues yo me quedo con la sonrisa del final...una sonrisa que se convierte en punto y... seguido.

Yandros dijo...

Desgranar
Creo que es el verbo que mejor describe como profundizas en los sentimientos, separándolos, buscando su esencia pura sin que queden entremezclados entre ellos.
Un saludo!

Paula y Manuel dijo...

Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com

Angie dijo...

SATIE:

Claro que no!

--------------

ESTEBAN:

Si Ana fuera Angie... te daría las gracias y te diría que no queda otra que intentar sacar sonrisas de donde sea que, muchas veces, las lágrimas aparecen sin que las llamemos.. :)

Si Ana no fuera Angie... también te daría las gracias y te diría que se alegra mucho de que te parezca una bella historia y que está super contenta de la buenísima acogida que ha tenido el texto. :)

---------

MARURI:

No conozco demasiado la discografía de Ana Belén, pero buscaré la canción esa, le viene como anillo al dedo!

----------

IPNAUJ:

Otro gran saludo para ti y bienvenido al El Mundo de Angie. Vuelve cuando quieras! :)

----------

WEBERO:

Buenísima y acertada apreciación la tuya!

----------

LAURA:

Efectivamente! Un punto y seguido! Porque la historia de su vida sigue escribiéndose aunque Javián ya no siga siendo unos de los personajes principales.

---------

YANDROS:

Otra cosa no, pero escribir "con el corazón en la mano" es la única forma de escribir que conozco. Así que para mi es todo un halago que me digais que se me da bien escribir sobre sentimientos. Así da gusto volver a blogolandia (por dos semanas, que luego tengo más merecidas vacaciones, jeje) y ver tan buenas críticas sobre las cosas que publico!

----------

PAULA Y MANUEL:

Muchas gracias!!! Si de la categoría de blog personales es el mío el que más os ha gustado, recibiré gustosa vuestro voto, jeje.. Volved cuando queráis. Me pasaré por vuestro blog en cuanto pueda y si de todos los de su categoría es el que más me gusta, os daré encantada mi voto.

--------

MUCHOS BESOS A TODOS.

SI PUEDO, PUBLICARÉ, POR FIN, UN NUEVO POST ESTA TARDE, Y SI NO, A LO SUMO, LO HARÉ MAÑANA! QUE TENGO UNAS GANAS YA DE PUBLICAR LO QUE TENGO ESCRITO..!


ANGIE.

Loles dijo...

Hola Angie, he leído los dos y como siempre me parecen estupendos, me imagino que te la has pasado estupendo en el PAY esperamos fotos que seguro serán entrañables.
Besos y feliz agosto

Angie dijo...

LOLES:

Hola!!! Me alegro que te hayan gustado! :D

Del Pai claro que he hecho fotos, jejeje! El correspondiente post está gestándose aún pero lo publicaré la semana que viene, que ésta no me ha dado tiempo (justo hace unr ato he descargado las fotos en el ordenador)

Feliz Agosto para ti también, guapa!

Besos. Angie.