01 octubre 2007

¡Venga Bodas! Pues.. ¡Toma No-Bodas!



BALANCE DE LOS ULTIMOS 3 AÑOS:
UNAS 15 BODAS y MUCHO DINERO.

Quince bodas (en ninguna de ellas era yo la radiante novia) y una cantidad de dinero más que considerable empleada en el regalo a los novios y, cómo no, en ropa y complementos.

Si me pusiera a hacer cálculos, estoy convencida que todo ese dinero me hubiera dado, por ejemplo, para hacer una de las cosas que más me gusta en el mundo: viajar. Y seguramente hubiera tenido más que suficiente para cruzar el charco (cosa que estoy deseando volver a hacer desde hace 12 años), y hacerme un viajecito curioso por cualquier país de Latinoamérica, el que sea, porque me atraen todos.

A lo largo de mi vida, he ido a muchas bodas. Cuando era pequeña, lógicamente, eran mis padres los que hacían el regalo a la pareja en cuestión. Pero llegó un día en que la pequeña Angie creció y empezó a ser invitada a infinidad de bodas. Bodas de amigas y amigos que se casaban, bodas de compromiso profesional, etc..

Hay gente para quien tener que ir a este tipo de celebraciones resulta un auténtico coñazo; a mi, realmente, no es algo que me disguste. Por lo general, me gusta ir a las bodas (convite incluido, claro). Sí que es cierto que las ganas están directamente relacionadas con los novios y también con los invitados.

Evidentemente, a las bodas que he ido por compromiso laboral, he ido con un poco menos de entusiasmo, la verdad. En cambio, cuando la boda era de algún amigo, por supuesto, me he divertido mucho, me he emocionado, en definitiva, siempre lo he vivido como algo especial: mi amigo/a se casaba! Y ni que decir tiene que el regalo que les hice, lo hice más que gustosa, sin que me pesara en momento alguno (que conste que esto es totalmente cierto, a pesar de lo que a continuación diré!).

Ahora bien, independientemente de esto, si nos ponemos a quitarle todo lo que de romántico tienen las bodas, pensando en todo esto se me ocurrió algo...


Si de aquí a un par de años o tres no celebro mi propia boda, cosa que, por el camino que voy, puede ser probable... jaja (en teoría ya tendría que ser rica gracias a mi fortuna en el juego. Ja..) estoy pensando seriamente en celebrar mi “NO BODA”.

Pues sí, mi no boda. Y simplemente lo haría, digamos que por una cuestión de justicia.

Cuando alguien se casa y te invita a su boda, lo normal es que, si no quieres quedar fatal y no te escaqueas de mala manera (que casos se han dado) hagas un regalo a la pareja (normalmente, dinero, porque es lo único que quieren como regalo. Al menos, en España, no sé si también se estila esto en otros países).

Cuando esos dos que se casaron, tienen su primer hijo, lo normal es que, si te une una amistad con ellos, le hagas un regalo ante tan feliz acontecimiento.

Cuando después de ese primer retoño, llega el segundo, vuelves a hacer un regalito a la pareja. Y así sucesivamente si llegaran más (cosa que, por otro lado, en los tiempos que corren se convertiría en toda una hazaña digna de los más grandes hidalgos, pero eso es otra historia...).

Igual cuando llega la comunión de tales retoños si es que también te invitan (cosa que será bastante probable si la relación que te une a la pareja es fuerte y sólida): otro regalito para la lista...

Total, que a lo largo de tu vida, y de las suyas, te gastas una pasta gansa en regalos de boda, bautizos, comuniones y fiestas de guardar! Que lo único que te ahorras es el regalo por divorcio, si éste llegara a ocurrir. Y porque no hay costumbre de celebrar eso, o más bien, no hay costumbre de regalar (porque celebrar, seguro que lo celebra más de uno...), si no... regalo que te crió! Suerte que aún no se ha convertido en una costumbre generalizada en la sociedad porque entonces, ya no nos libraríamos ni de eso!

Y ahora yo pienso...

Si yo no me caso, no hay regalo de boda.
Si no tengo hijos, no hay regalo.
Si no tengo hijos que hagan la comunión, evidentemente, tampoco hay regalo.
Con lo cual, si no me caso, los únicos regalos que voy a recibir a lo largo de toda mi vida serán los que me hagan cada año en las Navidades y en mi cumpleaños (qué menos..!).
Así que, ¿aparte de eso, no voy a tener más regalos? ¡No es justo!

No, por independizarte e irte a vivir sola nadie te regala nada. Tampoco te regalan nada, si en vez de casarte, simplemente, te vas a vivir con tu pareja. Seguramente, los casados pensarán... “Vamos hombre, estaría bueno!” Pero si lo pensamos, en el fondo, es lo mismo, no? La única diferencia es que los novios que se casan se van a vivir juntos (si es que no viven juntos ya) y, en cambio, yo, me voy sola, y los novios que no se casan, simplemente, se van a vivir juntos, sin matrimonios (civiles o religiosos) de por medio.

Así que, por qué tendría que ser tan raro que yo organizara un convite al que invitara a familiares, amigos, compromisos profesionales y conocidos (por ejemplo, los compromisos de tus padres, que, dicho sea de paso, a veces son más invitados que los tuyos propios). ¿Por qué habría de ser tan descabellado? Al fin y al cabo, sería lo mismo, no?

Apartando a un lado la alegría que te da y la ilusión que te hace que tus invitados (no todos) vayan a tu boda porque quieres compartir con ellos ese día, en términos estrictamente económicos, podríamos reducirlo a... Convite = Regalo.

Así que supongamos (para estar en igualdad de condiciones) que organizo un convite para compartir con mis invitados la ilusión que me hace empezar una nueva vida: mi vida de soltera independiente. Lo más lógico sería que todos mis invitados me hicieran un regalo, no? Por supuesto, en dinero, porque mi lista de no-bodas también estaría completa y en las invitaciones también daría mi número de cuenta bancaria para que me hicieran el ingreso (de nuevo decir que eso se estila en España, no sé en otros países).

Celebrar mi No-Boda sería, por decirlo de alguna manera, la única forma de hacer justicia para conmigo (y para con todos los que se van a vivir juntos sin casarse) y mi bolsillo. Sería la única forma de que, todo el dinero que te has ido gastando a la largo de todo este tiempo, revirtiera a ti de alguna forma.

Así que, por estas razones, he decidido que si no me caso nunca, celebraré mi no-boda! Y aquél que me diga que ¿qué pasa si celebro mi no-boda y, al final, me caso? Todo aquél que me diga que la vida da muchas vueltas y que ¿quién me dice a mi, que un día de estos conozco al hombre de mi vida y me caso?

Mi respuesta será firme y clara... “Efectivamente, llevas razón, nadie sabe qué nos depara el futuro así que, querido, si yo celebro mi no-boda y al tiempo acabo casándome, pasará lo mismo que cuando uno se casa y al tiempo se divorcia... ¡qué mala suerte! ¡los regalos de no-boda TAMPOCO tienen devolución!”.

Safe Creative #0910204708575

14 comentarios:

Patri dijo...

¡¡Jajajaja, qué buen artículo!!!

La verdad es que tienes razón, aunque si te vas a vivir con tu novio siempre aparece alguien con un regalillo por el acontecimiento. Te lo dice una que estuvo mucho tiempo viviendo con su marido antes de casarse. ^_^

Gracias por visitar mi blog, tú ya estás fichada.

Besotessssssssssssssss

VECA dijo...

Me acabas de dar el disgusto de mi vida. Como no tengo pensado casarme en unos años (y eso si lo hago) y teniendo en cuenta que en unos seis meses me darán el piso que compré hace unos meses, iba a dar una fiesta de inauguración con lista de bodas, pero sin boda:D
Crees que no colará entonces? ME quedaré sin regalos???Buaaaaaaa

Garfio dijo...

¡Pero desarrolla el tema mujer!

Si no hay boda, celebras No-Boda; si no hay hijos, celebras No-Bautizo(s), No-Comunión(es), No-etc., etc.... Además, cierto es que resulta heroico tener varios hijos, pero no tener digamos diez hijos es algo relativamente cómodo y ya sabes ... 10 x NO-BAUTIZO x NO-COMUNIÓN ...

MOROCHIA dijo...

Hola! Pasé a saludar...
Excelente idea y excelente manera de desarrollarla!! Tu post me ha atrapado palabra por palabra, como quién diría... lo he leído de un tirón.
Insisto, Excelente.
Acá, en la Argentina, todavía se acostumbra dar los regalos, pero seguramente sería mejor el dinero depositado en una cuenta bancaria... bueno, pensándolo mejor, no sé si tanto... con esto de los "corralitos" hemos tenido muchos dolores de cabeza y alguna que otra crisis nerviosa!
Me ha gustado mucho tu bló (me sumo a la idea de Garfio!) así que... volveré!!
Un abrazo!
PD: Gracias por tus visitas!!!

Angie dijo...

PATRI: Es verdad que siempre cae algún regalito de la gente que te quiere y se alegra de tu nueva vida, aunuqe no te cases. Pero para "recuperar" todo lo que ya te gastaste tú en bodas,seguro que no llega... jeje.

Me alegro que te haya gustado mi artículo. Tú también estás fichada ya por la Interbló, que ya me ha facilitado tus datos! :p

VECA: Ayssss, que no era mi intención darte el disgusto! jeje. Pero no te preocupes, veca, que habiendo fiesta, hay regalo, fijo!

GARFIO: Es verdad! eso sin contar las ayudas que podría conseguir por tener Familia Numerosaaaaa...!!

MOROCHIA: Hola, bienvenida!! Vaya, me halagan mucho tus palabras!! me alegro que te gustara tanto :D. En verdad, lo de que te regalen en dinero, yo lo veo muy bien. Muy cómodo. Porque así, ni te tienes que quebrar la cabeza en encontrar el regalo perfecto, ni corres el riesgo de que a los novios les parezca un horror lo que le has regalao y lo guarden en el armario más escondido de la casa el resto de la vida! Un abrazo para ti también!

PD: De nada fue (y será) un placer visitarte!

Angie dijo...

PD1: Besotes pa los cuatro.

PD2:, patri, me faltó poner en la frase "aunque no te cases, ni celebres nada".

PD3:modificación de la PD del comentario anterior: De nada. Fue (y será) un placer visitarte.

PD4: mira que me da coraje equivocarme al escribir, si no lo rectifico, no me quedo tranquilo...qué le voy a hacer.. jajaja!

El vulcano dijo...

Pues fijate, como ya estoy entrando en una madurez, hace ya tiempo que no voy a ninguna boda. He tenido años como tú, de tener no se cuantas bodas; el colmo fue que en el mismo fin de semana, se casaba mi hermano el sabado y el domingo, una buena amiga, en Valencia, a 180 Km. de Alicante, fijate que fin de semana...termine de una, me duche, me puse el "otro traje" y me monte en el coche de Nicole a Valencia. Ultimamente he estado pensando en eso de la No-boda, en serio. Me hace mucha ilusión casarme, pero me da la impresion de que va a ser tan posible como que me toque el euromillon...pero lo habia pensado hacer una celebración con la familia más allegada y con mis amigos. Además hacerlo todo, despedida de soltero/a (la haria conjunta, para no discriminar a mis amigas) me compraría un traje de chaqueta precioso (¿igual hasta un chaqué?) alquilaria un bonito coche para ir al convite (posiblemente un Rolls-Royce blanco, siempre me ha encantado eso) y nada, a disfrutar. ¿sabes? en diciembre celebro mi 40 cumpleaños, ¿seria una bonita forma de celebrarlo? Saludos.

gema dijo...

Yo la verdad es que no me puedo quejar.
Hace tres años nos fuimos a vivir juntos y nuestros amigos nos hicieron un regalo, además nuestros padres nos ayudaron mucho con la casa (cada uno según sus posibilidades).
Este año me he casado, he invitado solo a 15 personas (no quiero regalos de alguién a quien no quiero), casualmente amigos y familia más que allegada. Nos han vuelto a hacer regalos.
Pero lo tengo clarísimo, a las bodas de compromiso, si puedo no voy...,y si no tengo más remedio pienso que yo soy el doble de feliz que ellos, porque no he fallado a mis principios y tiene que ser muy triste aceptar regalos de alguien a quien solo ves en bodas, bautizos, comuniones y funerales.

Anónimo dijo...

Muy bonito el enfoque de la No Boda.

Ya sabes, cuando quieras te
No-Casas y nos invitas, aunque corres el riesgo que despues de organizar el Si-Banquete, te hagan un No-Regalo, y claro arriegas en el envite, porque el Si Banquete hay que pagarlo y no puedes emplear el dinero del No-Regalo.

A mi meparece que esto de las Bodas, con las nuevas situaciones sociales, familiares, económicas y de valores, que tan revueltas tienen las aguas de las relaciones sociales, no estan claros los roles de los novios.

Me explico. Antiguamente, los novios "normales", reunian a sus familiares y amigos y compartian una comida, y un baile en su propia casa, de acuerdo a su rango social. Hoy no es así. Hoy hay que aparentar, y los ricos, (tiesos) alquilan sus casas-palacios,cortijos o fincas, y como si fueran los antiguos "señoritos" celebran la boda en un contexto irreal y falso.

Poco a poco esta idea primitiva, que se emplearon en las Bodas de Cana, que ha perdurado casi hasta nuestros días, ha ido evolucionando, hasta que últimamente, con la aparición del Corte Ingles y su "Lista de Boda",(1)ha evolucionado con rapidez hasta crear un extenso Marketin de Boda.( Catering, Casas Palacios, Cortijos, Viajes, Flores, Trajes, Etc Etc.), y lo principal que es que un hombre y una mujer se unen para crear una familia, queda en un discreto segundo o tercer plano.

Ahora, como hay que "quedar bien" y gastarse una pasta, en un regalo de bodas, habria que exigir, como cuando te compras un coche, un periodo de garantias. Habria que "regular", que si el matrimonio se rompe ante de los tres años te devuelven el dinero, si dura menos de cinco años te reenvolsan el 50% del regalo y solo si dura mas de cinco no tiene derecho a devolución.

Esto seria como incorporar regals del mercado al Regalo de boda.

Y que me dices de ese cateto rico, que me lo visten de Chaque para la boda, que parece un pinguino en un gallinero.

Esa es la sociedad que hemos modelado,y estamos pagando las consecuencias. Al menos nos reimos un rato.

(1) Lista de bodas. Es la encargada de la sección de Regalos del Corte Ingles, ( Madrid), que en 1950 se le ocurrio lo de explotar a los incautos con lo de la Lista de Bodas.

Angie dijo...

EL VULCANO:

Sí, eso de tener dos bodas seguidas también me ha pasado a mi y es una auténtica paliza. no soy yo de las que se van tempranito, jajaja...

En cuanto a tu intención, no puedo decirte otra cosa que no sea que me parece realmente estupendo! y qué mejor ocasion, que con motivo de tus 40 abriles! A mi lo del coche, no me importaría tanto, ahora eso sí, el traje de fiesta que iba a llevar en mi no-boda iba a ser impresionante! (que las no-novias también tienen que ir radiantes! jajaja).


GEMA: Hola Gema, bienvenida! Gracias por la visita! Es cierto, la gente que realmente te quiere siempre te regala algo, una, dos y las veces que hagan falta.Enhorabuena por tu boda!


ANÓNIMO:

1: genial tu enfoque también del riesgo que entraña el sí-banquete de la no-boda con posibles no-regalos. jaja..

2. Yo también creo que esto de las bodas se ha desvirtuado un poco. La gente, hace lo imposible por aparentar y si lo pensamos, no sé hasta qué punto merece tanto la pena, total... hagas lo que hagas te van a criticar...

Además, no todo el mundo, pero mucha gente, se casa (por la iglesia) simplemente, por la parafernalia que rodea a las bodas y no, por lo que realmente significa casarse por la iglesia, independientemente de que lo celebres o no. Pasa como con las comuniones de los niños. Pienso que la deberían hacer con más edad porque, la mayoría de niños, sólo piensan en la cantidad de regalos que van a recibir ese día y demás, y se olvidan del significado que tiene el sacramento en sí.

3. Totalmente de acuerdo en regular de alguna manera lo de los regalos. Apoyo totalmente tu propuesta de plazos y tantos por ciento.

4. A alguno que otro pingüino he visto yo en alguna que otra boda,sí.. jaja Los hombres no se enteran... si eres bajito NO te pongas un frac, por favor!!! jajaja...

5.PD: Si quieres, puedes ser el No-Padrino, te parece...? jajaja

Besotessssss a todossssss!!!!!!

mar dijo...

A ver yo soy una que todavia no se ha planteado la boda (entre otras cosas porque de momento no tengo con quien y eso es imprescindible jaja) pero despues de leer esto, ya no se que celebrar si LA BODA o LA NO BODA..me dejaste pensativa...
Un besito.Mar
Gracias por tu visita a mi eclipse, alli tienes un rinconcito por si decides regresar..

Angie dijo...

MAR: Sí, es un "pequeño" detalle a tener en cuenta el no tener con quién casarte, a mi me pasa lo mismo, jajaja. Te dejé pensativa eh? jajaja.. Lo sé, lo sé, eso pretendo, por qué te crees que me estoy pensando seriamente llevar a cabo mi teoría de la no boda...? jajaja. Alguien tiene que abrir los ojos a los solteros (basta ya de tanta injusticia! jajaja).

Fue un placer pasearme por tu bló! Es seguro que volveré! Y lo mismo te digo yo, que puedes volver cuando gustes, serás bienvenida siempre! :D

Besos.

ev dijo...

Hola Angie, también leí el de la No boda. Es algo así como el concepto de celebrar el día del “No cumpleaños” del cuento de Alicia en el País de las Maravillas, que definitivamente es más genial celebrar 364 días de no cumpleaños, que solo uno.
Por otro lado, ummm, la “No boda” me suena algo así como: casi cometo el error de casarme pero NO! SALVACIÓN! y bueno claro que no es esa la idea. Podríamos inventar algo realmente celebrable en cualquier momento, hace el propósito de cruzar el charco y aquí celebramos el cruce, te parece!
Saludos

Angie dijo...

EV: jajaja, pues con las ganas que tengo yo de cruzar otra vez el charco! nos ponemos a pensar en algo y listo! alguna cosa se nos ocurrirá, jejeje!

Gracias por la visita. Espero que vuelvas cuando quieras si te gustó!

Saludos.