06 enero 2008

Una niña de 29 años...

Aún no había actualizado nada en lo que va de 2008. Realmente, es que no he parado en todas las Navidades! Han sido completísimas!! Reuniones familiares, cenas con amigos, viajes, compras, juergas, más compras... La verdad es que han sido unas Navidades estupendas, guardaré un gratísimo recuerdo de ellas en el corazón!

El 5 y el 6 de enero son los días más mágicos del año: Por fin vienen los Reyes Magos!!! Si disfruto de lo lindo el día de hoy, porque es el día que al levantarnos nos encontramos el árbol de Navidad repleto de regalos, el día de la Cabalgata de Reyes no se queda atrás: ¡Me encanta! De todos los 5 de enero que he vivido en 29 años, la gran mayoría los he pasado en Villanueva del Ariscal, mi pueblo adoptivo desde que mis padres compraron una casita allí cuando yo tenía 4 años. Allí he pasado la mayoría de fines de semana, vacaciones y veranos de mi infancia y también de mi adolescencia. Y como no podía ser menos, el día de la cabalgata, también lo pasaba allí.

Cuando era pequeña, recuerdo que todos los niños de la barriada esperábamos ansiosos a que dieran las cinco de la tarde en el reloj para irnos a ver salir la tan esperada cabalgata. Y no os penséis que no íbamos bien preparados... Chándal y deportivas cómodas en ristre, un abrigo no muy gordo (porque ese día, se pasaba mucho calor de tanto correr...) y un par de bolsas de plástico grandes y... ya estábamos todos listos!

Siempre íbamos a verla salir y después nos recorríamos el pueblo entero siguiendo el itinerario hasta que, finalmente, se recogía. De vuelta a casa, íbamos cargados, con las bolsas y los bolsillos repletos de caramelos y, según la suerte que hubiéramos tenido, con balones, peluches y juguetes varios! Y allá que llegábamos a casa la mar de contentos con todos los “tesoros” conseguidos!

¡Y es que la cabalgata de Villanueva no es normal! Es increíble la cantidad de caramelos, de juguetes y de regalos que tiran! No os lo podéis imaginar, de verdad!

Llevaba un par de años que, por diversos motivos, no había podido pasar ese día allí; pero ayer, ayer, volví a disfrutar de ese día en mi pueblo!

Primero, con mis amigas de toda la vida, nos fuimos a almorzar al Melli, el bar más famoso del
pueblo, taberna auténtica y genuina donde las haya porque tiene mucho encanto! (os recomiendo el mosto que tienen allí...) Y a las cinco de la tarde, nos fuimos a ver salir la Cabalgata.

Al principio, podría decirse que estábamos en el papel de “veinteañeras-casi-treintañeras”; yo llevaba un rato diciendo que no pensaba agacharme al suelo a coger caramelos no fuera a ser que me doliera la espalda al día siguiente. Qué tontaaaa....

No tardé ni dos minutos en saltarme a la torera tan absurdo propósito...! Pero es que, quién se puede resistir a no imbuirse del ambiente que se respira en una cabalgata, rodeada de cientos de niños que están como locos, corriendo de un lado para otro, cogiendo caramelos y regalos, con esos rostros llenos de ilusión, alegría y felicidad! Gritándole a los Reyes “Aquiiiií, aquiiiií!!!!”

Al final (bueno, más bien al principio...), antes de darte cuenta, te has convertido en un niño más y también estás como loca, cogiendo caramelos y regalos y gritándole a los Reyes “Aquiiiií, aquiiiií!, jajaja... ¡Y, lo cierto es que la sensación de convertirte en una niña de 29 años me encanta! Aunque sólo sea durante unas horas, te contagias de la inocencia de los niños y quizá parecerá una tontería pero vamos creciendo y nos olvidamos demasiado pronto del niño que somos, así que está genial que, al menos, una vez al año, saquemos el niño que llevamos dentro!

Como antaño, volví a recorrerme gran parte del itinerario de la cabalgata (reconozco que hicimos un par de paradas en una cafetería y un pub, y es que los años, en el fondo, denotan la pérdida de aguante, jajaja...) y cogí un montón de caramelos y regalos: gusanitos, bombones, gominolas, un peluche, un puzzle, muñequitos de dinosaurios, una pistola lanza-ventiladores... Y no os lo creeréis, pero cogí hasta un salchichón ibérico!!! (os lo prometo! Jajaja)

Y es que a los Reyes de esta cabalgata se les va la pinza... regalan de todo!! más de 7.000 kilos de caramelos y miles de juguetes: peluches, muñecas, camiones, cocinitas, pelotas (este año más de 17.000!), radios, puzzles, castillos, juegos de mesa, balones de fútbol y baloncesto... y el novamás.... paquetes envasados al vacío de queso, jamón, chorizo y salchichón ibéricos(¡este año han repartido más de 70 kilos de chacina!) y cajitas con 8 ó 9 gambas cocidas (esto es el primer año que lo he visto yo y os juro que flipé en colores, jajaja!). Ha habido años que hasta han regalado unas cuantas patas de jamón, claro que esas.. era dificilísimo hacerse con una de ellas porque, prácticamente, las daban en mano. Y salchichones y chorizos enteros, como el que he cogido yo este año. Claro que lo chungo de que vayan repartiendo estas cosas es que, en vez de conseguir un salchichón, te sal(ga-un)chichón porque te hayan dado con él en la cabeza, jajajaja!

Así que, como os imaginaréis, no es de extrañar que vayan a verla miles de sevillanos de toda la provincia, dada la fama que tiene! Por cierto que es conocida como la "Cabalgata del jamón" (no es para menos, jajaja).

¡Qué lástima que tengo la cámara de fotos arreglándose en el taller y no pude hacer ni una foto! Pero me hubiera encantado poder enseñaros fotos de las carrozas. La verdad es que los voluntarios de la asociación pro-cabalgata que tardan meses en hacerlas, se lo curran de lo lindo! Son unos artistas porque siempre hacen unas carrozas preciosas! Este año eran 12, a cual más bonita! Había una de los Simpsons que me encantó! los chiquillos iban tan bien disfrazados! qué graciosos! jajaja.. Y otra de las carrozas era de "Ratatouille" y los niños, que eran de los más pequeñillos, estaban todos para comérselos, vamos! Igual que la carroza del caracol y las mariquitas, que iban disfrazados de mariposas y hadas!

Al final, regresé a Sevilla casi a las dos de la mañana, desde la una y media de la tarde que me fui. Llegué cansada pero, sin duda, mereció la pena porque disfrutamos de lo lindo del día de ayer, como auténticos peques! Nada más llegar, me puse envolver un par de regalos que me faltaban y... directa a la cama a dormir como los ángeles hasta esta mañana!

Por muchos años que cumpla, siempre me hará la misma ilusión ir corriendo al salón a ver qué dejaron los Reyes este año en el árbol!!! Este año he debido de ser buena porque se han portado estupendamente conmigo y me han traído casi todo lo que había pedido!


Ojalá nuestra alma de niño saliera a la luz más veces al año, tal y como sale el día de los Reyes!¡¡Feliz Reyes a todos!!

Safe Creative #0910204708834

9 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

no veas como gritaban a los reyes algunos padres respetables...creo que hay sale un poco el niño dentro del adulto.

Cris dijo...

Preciosa historia de Reyes, de verdad. Qué maravilla poder tener esa libertad para olvidarlo todo y disfrutar de esa manera de momentos como ese. felicidades. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto.-

Has dijo...

Linda anécdota! Yo también quiero ir a la cabalgata del jamón y agarrar un salchichón!!
Besos y felices reyes!

angélica beatriz dijo...

Precioso relato mi Angie querida!!!

Qué ganitas de correr detrás de la cabalgata, igual que tú :-)

Dejemos a nuestro niño salir del alma, que por más que el mundo trate de no verlo, es tan evidente como el cielo azul que brilla en lo alto.

Mil besos mi tocayita hermosa.

Angie dijo...

FANMAKIMAKI: me lo creo, me lo creo! jejeje... Totalmente de acuerdo contigo, y la verdad es que me parece estupendo! que por un día nos olvidemos de ser adultos! :D

CRIS: Siií, disfruté de lo lindo! es tan divertido "peterpanear" de vez en cuando...!

HAS: Pues nada, quedas formalmente invitado a venir a la cabalgata de Villanueva cuando quieras!!! :D

ANGÉLICA BEATRIZ: A ti te digo lo mismo que a Has, que quedas formalmente invitada, jejeje!

Un besoteeeeeee para todos!!!

mueja dijo...

A mi gusta el dia 5 pero porque es mi cumpleaños. Ese día todo el mundo está con las cabalgatas y los regalos y los roscones y nadie se acuerda.

Angie dijo...

MUEJA: Aysss, qué penita! Cómo no se va a acordar nadie? la gente que te quiere seguro que se acuerda! ;-) Me lo apunto yo también para felicitarte el año que viene! ;-)

Besos.Angie.

SoL LuNaR dijo...

Te regalo una dulce tarta de luz.

Angie dijo...

una dulce tarta de luz? mmmm.. y a que saben esas tartas? jejeje.. Bienvenido! Un beso.Angie.