18 junio 2009

La Llamada (Último Capítulo: Parte 9ª)...

Si no has leído la historia entera, antes de leer el último capítulo, aquí tienes todos los capítulos de esta, según mis queridos lectores, apasionante historia!

CAPÍTULO 1: Café para tres

CAPÍTULO 2:
El reencuentro

CAPÍTULO 3:
Un nuevo amor: el gran amor

CAPÍTULO 4:
Consejos van, consejos vienen. Os los tomas o los dejas

CAPÍTULO 5:
La curiosidad

CAPÍTULO 6:
La despedida

CAPÍTULO 7:
Un paseo accidentado

CAPÍTULO 8:
Fin del paseo

CAPÍTULO 9:
El final

Y aquí tienes el último! ¡Espero que te guste!

ÚLTIMO CAPÍTULO: LA LLAMADA

Se le había olvidado silenciar el móvil, que estaba en la cocina, para que nada perturbara su momento de desconexión. Por la melodía sabía que era Marta; pero dejó que sonara... “Ahora la llamo, yo de aquí no salgo. Al menos hasta dentro de un buen rato” –decidió. Así que volvió a cerrar los ojos y siguió a lo suyo.

A los pocos minutos sonó de nuevo el teléfono: en esta ocasión el fijo. “¿Otra vez? ¡Que estoy intentando darme un baño sin que nadie me moleste, que ahora te llamo; ¡qué pesada te pones a veces, Martita..!” –protestaba para sí mientras seguía sonando el aparato.

Entonces saltó el contestador. No era ella. Marta no solía ser la típica persona que no deja disfrutar a su pareja de sus momentos y su propio espacio. Sabía que esa tarde Samuel había quedado con dos viejos amigos y que probablemente ese día no se verían. Y realmente no le había importado: así aprovechaba ella también para hacer unas cuantas cosas tranquilamente y quedar luego con sus amigas para ir a tomar algo.

“Hola Samuel, soy Estela. Iñigo me ha dado tu número. ¿Aún no has llegado? Coge el teléfono, por favor. Llámame en cuanto oigas el mensaje, es importante. Estaré en casa”.

Samuel escuchaba el mensaje de su amiga desde el baño.

“¡Qué raro! ¿Estela llamándome? Será que imagina que he abierto el sobre y querrá decirme que no me preocupe, que todo ha sido una broma y pedirme disculpas “ –razonó mientras lo escuchaba.

Enseguida volvió a sonar el teléfono. “¿Otra vez?” –dijo medio incorporándose en la bañera. Presentía que era Estela de nuevo. Tanta impaciencia por su parte le extrañó, así que se levantó y se puso en pie. Con restos de espuma por el cuerpo se apresuró a salir de la bañera para cogerlo antes de que se cortara la llamada. La voz de Estela en el mensaje le había parecido bastante nerviosa y lo cierto es que Samuel, que aún no se había repuesto por completo del susto del coche, se inquietó mucho.

Al salir resbaló en el suelo mojado. Sus piernas salieron despedidas hacia arriba a toda prisa y cayó de espaldas, con tan mala suerte que se golpeó en la nuca con el borde de la bañera. Fue un porrazo que literalmente lo dejó en el sitio. La sangre no tardó en mezclarse con el agua derramada y el jabón, formando un enorme charco rojizo y espumoso que teñía casi todo el suelo del baño.

Todo había vuelto a suceder en pocos segundos, durante los cuales en la mente de Samuel sólo se repetía incesante una única frase... “Vas a morir hoy. Ni tú ni nadie puede hacer nada por evitarlo. LO SIENTO”

Mientras tanto el contestador saltabar una vez más, pero ya no lo escuchó. Efectivamente, era Estela de nuevo: “Samuel, cielo, ¿cómo es que no has llegado ya a casa? En serio ¡coge el teléfono!, necesito hablar contigo urgentemente. Estoy preocupada. He de decirte algo muy importante. ¡No sé cómo pero tengo que ayudarte como sea!... Mira, –dijo tras unos segundos de silencio- creo que voy a ir a tu casa, y si no estás, te esperaré. Tengo que verte”.

Ciertamente Samuel tenía razón: de allí no iba a salir en un buen rato. No mientras el juez no dictara el levantamiento del cadáver. Un cadáver que el destino cruel había querido que fuera descubierto por la propia Estela quien, cada vez más alertada e intranquila por ver que su amigo ni llegaba ni contestaba al teléfono ni a la puerta, entró en la casa con la copia de la llave que desde hacía años guardaba el vecino de enfrente.

Un cadáver descubierto por la misma persona que, sin poder remediarlo, había provocado tan triste sino. Sumida en la desesperación y un mar de lágrimas al descubrir a Samuel muerto en el baño, se atormentaba pensando que todos sus intentos por cambiar lo que había visto en sus ojos habían sido en vano.

Una vez más comprobaba que hiciera lo que hiciera -todo o nada- por intentar evitarlo, el destino siempre se las ingeniaba para acabar saliéndose con la suya. Estela sabía que nada ni nadie podría remediar que se cumplieran sus predicciones y esa siempre había sido su maldición, el precio que tenía que pagar por su don. Esa siempre sería su asfixiante condena.



Safe Creative #0906184035305

31 comentarios:

Ħαррy єyєs dijo...

ui pero entonces murio por culpa de Estela por ir a coger corriendo el tlf...y si no hubiese llamado? k hubiese pasado? jeje...


Besos

esteban lob dijo...

Moraleja:

Si quieres vivir tranquilo...huye de Estela.

(Bromas aparte... es una apasionante historia).

Cariños.

S. dijo...

ains por dios que angustia sabía yo lo de la muerte de carmina,uyyy que me ha gustado Angie,espero un nuevo relato tuyo ansionsamente.

Angie dijo...

HAPPY EYES: Entonces yo creo que el destino se hubiera buscado las artimañas necesarias para salirse con la suya; si no hubiera sido por la caída, hubiera sido por otra cosa.. :S

ESTEBAN: jaja.. buena moraleja! Me alegro que te haya gustado! :D

S.: sí, no ibas muy desencaminada con lo de Carmina. Bueno, no sé cuánto tardaré en escribir otro relato, sólo he escrito un par de ellos en toda mi vida. Pero, al menos, espero que te sigan interesando los posts que vaya publicando, jeje.

Besos a todos. Angie.

guada dijo...

joe me ha gustado pero claro estoy con el comentario numero uno, siejke, la estela de los cojones deja una estela de muerte a su paso, ves? le pega el nombre
un beso

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Triste destino el de Estela, saber las muertes anticipadamente... Y triste destino el de Samuel despues de tanto tiempo de no verla justo encontrarse con ella para saber de su muerte...

Muy bueno Angie!!!

Besos rojos,
HR.

Angie dijo...

GUADA: Gracias. Y te digo lo mismo que a Happy Eyes, que si no hubiera sido por culpa de Estela, hubiera sido por culpa de otra cosa, pero hubiera sido. En cuanto a lo que dices del nombre de Estela.. ¡Curiosa coincidencia! o no...

HR: ¡Muchas gracias! Verdad, es mu triste! Aunque, al menos, se le olvidará un poco su condena de ver las desgracias cuando ve las cosas buenas, que también las ve (como cuando vio lo bien que le iba a ir a Iñigo con Carla, que vio que era el amor de su vida) y éstas sí estará encantada de verlas.

Besos a las dos. Angie.

Adriana dijo...

Querida Angie, ni se t ocurra presentarme a Estela!
Besos

Ħαррy єyєs dijo...

Pues yo ahora estoy con Guada jeje, curioso el nombre......^^

Angie dijo...

ADRIANA: Tranquila, jaja... Pero, sabes, a mi no me importaría ser amiga de Estela. Cada uno muere cuando tiene que morir, cuando está para uno y da igual que alguien lo prediga o no. Estela sólo tiene la mala suerte de saberlo y, seguramente, a lo largo de su vida, ha habido mucha gente que la ha considerado como un bicho raro y le ha dado de lado...

HAPPY EYES: Sí que es curioso. Esta vez, el destino fue cruel y pérfido y fue Estela la que provocó el fatal desenlace aunque yo diría más bien que no es que Estela deje una estela de muerte a su paso, sino que la muerte va siguiendo un camino, dejando un rastro que Estela ve.

Besos. Angie.

Artabria dijo...

Pues pensaba que iba a tener un final feliz, pero bueno..........nos has tenido a tus pies, que es lo que querías, seguro, jejeje

Angie dijo...

ARTABRIA: tanto como a mis pies.. jaja.. tampoco era la intención, un poquito na más.. jaja... Pero, te ha gustado o no?? Que eso sí es lo que yo quería! :P

Besos. Angie.

Yandros dijo...

Que macabra te estás volviendo jajajaja!!!
Pero no me quedaré con la muerte de Samuel. No es eso lo que importa ¿verdad?
El destino es único y predeterminado?
Buena historia Angie. Pero ya sabes que mi caos es enemigo del destino. Sólo que al vivir en dirección lineal nunca sabremos si hay otras líneas paralelas entrecruzándose y de las que no tenemos constancia
Asi que pensando pensado me has dado otra idea para mi apartado de "Realidades Alternativas"
Le daremos al coco durante estas semanas calurosas
Un saludo!

Angie dijo...

YANDROS:

Mira si me ha dado por la vena macabra que la sangre de la foto la pinté yo... (a que está conseguida, jajajaja..?)

Bien! por fin alguien que no se queda sólo con la muerte de Samuel! :D

En otras ocasiones hemos debatido sobre el destino.. intrincado tema... tanto que, a veces, no sé ni lo que pienso al respecto, jajaa..

Entonces te ha gustado la historia, no? Qué bien! :D Que tenía una cosa con que no os gustara por no tener final feliz (no sabía que había tantos románticos por mi mundo, jeje)!

Así que te he dado una idea, eh?? pues quiero comisiones o algo! jaja..

Besos. Angie.

Alfonso dijo...

Pobre Estela, conozco gente así, a mí a veces me pasa también. Entro en blogs, escribo y de pronto desaparecen. No sé si de la red, o desaparecen realmente sus autores ... jjj jeje ñec ñec ñec ...
(me ha gustao el relato ¿en? quiero más jj)

Yandros dijo...

El romanticismo no consiste en finales felices sino en pequeños detalles sin grandes demostraciones. Un final de película no es romántico para mí. Llegar a casa y que mi mujer me abrace al llegar es romántico para mí.
En cuanto a miedo porque no nos gusten los finales qué quieres que te diga, tú tienes que escribir lo que sientas, si no nos gusta el problema es nuestro.
Personalmente me hubieras decepcionado si buscas un final de sonrisas y lágrimas jajaja
Abrazos

Angie dijo...

ALFONSO: uysss, qué mal rollo! esperemos que sea porque cierran el blog y no por otra cosa...
Gracias!! intentaré inventarme más! lo que pasa que soy muy novata en esto de los relatos yo...

YANDROS: Niño, tu primera parte del comentario parece el anuncio de Mastercard (todo lo demás, se puede comprar con Mastercard, jajaja). Ahora en serio, tienes tienes toda la razón,a mi también me parece eso super romántico! ¿Miedo dije?No, miedo no, es verdad, siempre escribo lo que siento (con todas sus consecuencias), pero si lo que escribiera no gustara, me daría coraje. afortunadamente, escribo taaaaan bien (jaja) que no se ha dado aún el caso...:P

Besos a los dos. Angie.

jorge dijo...

Accidente casero.

Eso le pasa por equivocarse en donde meterse, si en lugar de en la bañera lo hubiera hecho en su novia otro gallo/historia nos cantaria.

Mala eleccion.

Me ha dicho un pajarito que la llamada de estala era para decirle que le habia dado la nota falsa (juasjuasjuasjuasjuasjuas).

marisa dijo...

madreeeeeeeeeeeeee.. joe angie...

Angie dijo...

JORGE: Quién sabe! A lo mejor si hubiera tenido el rato de sexo salvaje que tanto esperabas, le hubiera dado un ataque al corazón o algo parecido, jajaja... ¿la nota falsa? pues no me quiero imaginar lo que ponía entonces la nota verdadera, jorgito, jajaja...

MARISA: Te he dejado sin palabras? no me lo puedo creer... jaja...

Besos a los dos. Angie.

Julia dijo...

Esto sí es un final....guapa...

Menos mal, me asusté pensando que habías escrito un final tan mediocre. Sobre todo el "Colorín, Colorado" Jajajaja!!

Aunque es como un poco...plof! y ¿ya está?...pero es como debía ser. Me gusta mucho la reflexión que hace Estela. Por mucho que intentemos, cuando los astros se alinean para que algo ocurra...no hay nada que hacer...ocurre y ya está.

Angie dijo...

JULIA:

¡Hombre, Juli,qué alegría verte por aquí, jeje..!

Yo más que mediocre diría que es surrealista..:P Y bueno, estaba entre "colorín, colorado" y "con esto y un bizcocho", jaja.. Pero al final me decanté por el colorín, colorad de toda la vida (jiji)

Me alegra que te fijes en la reflexión de Estela. Es eso.. Algunas de las cosas que nos esperan no podemos cambiarlas, ni luchar por que no ocurran, hay factores y circunstancias que intervienen y se meten por medio. Y son inevitables. Suceden, sin más.

Besos. Angie.

Anónimo dijo...

En definitiva me gustó, y me quedo con varias cosas de tu relato, una: que sea como sea, la muerte es una pena,dos: que lo que nos depara el destino es impredecible e inevitable lo que la vida nos tiene reservados es para cada persona distinta y unica,de ahí la maravilla, si todos fuesemos iguales que rollo,¿no?,tres:no creo que la culpa halla que echarsela a estela bastante tiene ella con verlo,no crees , como muy bien vuelves a decir,"es su axfisiante condena",los presentimientos son a veces así.Estoy de acuerdo que el romanticismo es como dice yandros"pequeños detalles sin grandes demostraciones",más vale un beso o una caricia a tiempo , que el mejor de los brillantes aunque si encima lo acompaña mejor que mejor,jaji.Un besazo inés.

José Manuel dijo...

“Vas a morir hoy. Ni tú ni nadie puede hacer nada por evitarlo. LO SIENTO”.
Pues yo soy el juez, y me encuentro ésta nota manuscrita por Estela, que está en el lugar del crimen, y la mando arrestar, jajaja
Besos

Albino dijo...

Anfie, Sigo imprimiento tu novela para poder leerla con comodidad y de un tirón. Luego ya hablaremos, pero quiero que sepas que no te tengo abandonada.
Un beso.

Angie dijo...

INÉS: Mucho! y más cuando se muere joven!Yo pienso lo mismo, bastante tiene con ver las cosas malas, desde luego a mi no me gustaría tener ese talento. Y si viene acompañado de dos (brillantes) mejor todavía, jejeje... Me alegro que te haya gustado a ti también!:D

JOSE MANUEL: jajajajaja... la verdad que ahora que lo pienso.. resultaría un poco sospechoso, sí.. Pero bueno, puede que el vecino entrara con ella a casa de Samuel y fuera su testigo en un posible juicio. O puede que Estela sustrajera la nota y nunca la viera nadie. O,ahora que lo pienso... la nota no iba firmada por Estela (aunque.. tendría sus huellas, así que mejor, me decanto por los dos primeros argumentos).

ALINO: Ya decía yo que dónde andarías metido que no venías por aquí. Bueno, pues nada, ya me contarás si te gusta o no el relato (si me comentas,hazlo en este post, "plis". Es para que no se mezcle con cometarios de otro post, jeje)


Muchos besos a todos. Angie.

Loles dijo...

Hola Angie…crudo final, aunque el primer susto nos lo llevamos con el coche, amigas como esas lejos, lejos.
Me gusto la historia, sigue escribiendo pero no metas a estela en ninguna más.

Ahh Angie como estuve fuera he leído el final bueno jajaja.
Besoss

ARTICO dijo...

es como la vida misma, el destino no se cambia, inexorablemente estamos destinados a vernos la cara con el.

Buen relato.

Besos.

Angie dijo...

LOLES: Pues fíjate que yo le tengo cariño a Estela y no me importaría que apareciera en otra historia, jaja.. Será por lo que le dije a Adriana, que no querría darle la lado que seguro que ya lo hizo bastante gente. No leiste el final sin sentido entonces? pues mira que quedó chulo también, eh?surrealista pero chulo, jaja!

ARTICO: Así es. Y la muerte más a aún. No existe nadie que se libre de ella, tarde o temprano viene a buscarnos. Como decía la frase... mira si la muerte está segura de pillarnos que nos da toda una vida de ventaja (o algo así, jeje).

Besos a los dos. Angie.

Menda dijo...

Muchas gracias, Angie!!!
Pasa por mi blog cuando gustes.

Por cierto, me encanta como escribes........

Angie dijo...

MENDA: Claro, volveré por allí! :D ¿Te gusta cómo escribo? Pues gracias! :D Vuelve cuando quieras, entonces!

Un beso. Angie.