30 junio 2009

No Olvides Nunca Lo Que Vales...

María conversaba con su abuela...

-Abuela, ¿por qué soy tan desafortunada en el amor? Todas las historias acaban saliéndome mal. Voy a empezar a pensar que soy un bicho raro...

-¡No, cariño, de bicho raro, nada! Es sólo que los hombres son tontos y, a veces, dejan escapar a las mejores...

-Es que... ¡tenía tantas ilusiones puestas en lo nuestro! Pensaba que seríamos capaces de superar los obstáculos que teníamos en el camino –le decía con voz triste.

-Mira que te lo dije, que más sabe el diablo por viejo que por diablo... Y que esta historia te saldría cara... Pero esto era algo que tenías vivir, que necesitabas vivir; porque te lo decía el corazón. Al fin y al cabo, todos sabemos que, por mucho que te dijeran “no te compliques la vida”, nadie escarmienta por cabeza ajena y que, en cualquier caso, todos tenemos derecho a equivocarnos.

-Nos queríamos. Aún me cuesta lograr entender que eso no fuera suficiente. ¿Tan difícil es intentar buscar la felicidad?

-Y seguramente te quería, mi amor, pero es probable que no lo suficiente. Los hombres son mucho más cobardes que nosotras. Normalmente, las mujeres tenemos mucho más claro que cuando hay que coger el toro por los cuernos, se coge y punto. En ese sentido, nos da mucho menos miedo afrontar situaciones complicadas y arriesgar, aunque perdamos. Le pudo más su cobardía y el miedo a arriesgarse y, al final, salir perdiendo y quedarse sin una cosa y sin otra.

-¡Me cuesta tanto dejar de pensar que es el hombre de mi vida! ¡Y, a la vez, me rebelo y me enfado conmigo misma por seguir pensándolo! Por seguir manteniendo en algún rincón de mi la idea de que algún día...

-¿El hombre de tu vida? El hombre de tu vida no será un príncipe azul, porque no existen. Está el príncipe Felipe, pero él ya se casó con Doña Leticia. El hombre de tu vida será el que te ame de verdad, el que sepa valorar bien todo el amor que tienes guardado para él. El hombre al que no le dé pavor enfrentarse a lo que sea y a quien sea con tal de que vuestro amor siga vivo y creciendo. El hombre que no tire la toalla ante el primer contratiempo. ¿De verdad sigues creyendo que era el hombre de tu vida? ¡El hombre de tu vida hubiera sido capaz de luchar por ti hasta la saciedad y no rendirse tan pronto!

María miraba a su abuela con lágrimas en los ojos. Sabía que, en el fondo, tenía razón, aunque escucharlo le doliera....

-¡No cometas el error de desperdiciar tu vida! Sabes, la experiencia me dice que “Nunca las dejan” (o casi nunca). Así que no puedes permitirte agarrarte a esa improbable esperanza. Si él quiere desperdiciar la oportunidad de ser feliz a tu lado y seguir con su vida gris, la que comparte con alguien a quien no ama de verdad, allá él... ya se arrepentirá algún día.. ¡Pero no cometas tú el mismo error, no dejes que el tiempo siga pasando y tú sigas estancada en el mismo sitio! ¡No se merece que hagas eso, y mucho menos, no te lo mereces tú, María!

-Lo sé. Si sé que tienes toda la razón del mundo, abuela. Pero saberlo no lo hace tarea fácil. A veces, creo que alguien ha puesto pegamento en las páginas de mi libro y que por eso no consigo pasar al siguiente capítulo.

-Probablemente, seas tú misma la que lo ha hecho sin querer, sin poder evitarlo. ¡Pero, créeme, acabarás consiguiéndolo! El pegamento acaba por secarse y dejar de pegar. Y cuando menos te lo esperes, te darás cuenta que las páginas se han ido despegando y que ya puedes pasar a la página siguiente.

-¡Eso espero! A veces, lo único que me apetece es quedarme acurrucada en la cama todo el día y olvidarme de todo y de todos. Estoy agotada. Sólo pretendo conseguir estar en paz conmigo misma. Y ahora no siento que lo esté.

-¡Lo estarás! Yo confío en tu fuerza para que lo consigas. Y entonces te darás cuenta que en el nuevo capítulo hay todo un mundo lleno de novedades y sorpresas. Y que lo que está por llegar, sola o acompañada, es mejor que lo que él te ofrecía. Porque te lo mereces. Y entonces ya no te dolerá haber cerrado ese capítulo. Y tampoco te dolerá recordarlo. Te quedarás con lo bueno y con lo que aprendiste con toda esta vivencia.

-¿Abuela, sabes una cosa?

-¿Qué, mi niña?

-¡Que te quiero! ¡Te quiero mucho!¡No lo olvides nunca!

-¡Y tú no olvides nunca lo que vales! ¡Yo sí que te quiero, mi princesa!

Safe Creative #0906304065885

36 comentarios:

Adriana dijo...

Yo kiero una abuela así!
Besos

jorge dijo...

Primero: No olvides nunca lo que vales. No te menosprecies.

Segundo:¡¡Como me gusta la imagen de las lagrimas!! (jejeje).

Tercero: Nunca te quedes con alguien que no te valore. Sal a la calle hasta que encuentres a quien te quiera como eres.

Cuarto: ¿Hombre/Mujer de vida? No hay. Pero la pareja adecuada, si. Eso existe y no es dificil de encontrar. (solo no hay que desesperar).

Quinto: Pasa pagina. Olvidale. Cada vez que pienses en el, acuerdate de que sus elecciones te perjudican y dañan. Acuerdate de eso, no lo endulces.

Ħαррy єyєs dijo...

Mis abuelas son maravillosas, a veces echo de menos poder contarle mis cosillas a una persona tan familiar y entrañable como una abuela, donde entre sus brazos solo hayas la paz y la ternura, que necesitas.

Besitos.

Satie dijo...

¿Quién dice que no hay hombres capaces de arriesgar y enfrentarse a los retos por amor? Los hay y muchos. Ahora, que tampoco hay que deseperar cuando no se consigue una relación estable y plenamente satisfactoria, se vive mejor solo que mal acompañado.

Angie dijo...

ADRIANA: ¡Y yoooooo!

-------------

JORGE:

¿Otra vez la misma cantinela de siempre? ¡No por Dios! :S

Esos consejos me los das a mi? Yo no soy María, ¡soy Angie! No deis por sentado que todo esto es autobiográfico, por favor. La sección "conversaciones" de mi blog son como las conversaciones del Café Hope. Así que esos consejos son para ella, para María, no para mi...

Independientemente de todo esto, creo que son buenos consejos. Por supuesto que uno no debe olvidar lo que vale. Nadie nos va a querer más que nosotros mismos... Lo de endulzar, es totalmente cierto, tendemos a idealizar mucho las cosas.

-----------

HAPPY EYES:

Es una suerte tener una relación así con los abuelos. Es una lástima que no todos sean así.

-----------

SATIE:

¡Pues siento no estar de acuerdo contigo!

No se puede generalizar y decir que "no existe ningun hombre así", en eso creo que estaremos de acuerdo. Pero eso de que los hay y muchos... pues ya me dirás dónde...

La gran mayoría, sí que lo son (cobardes), ¿qué quieres que te diga? Conozco muchos (¡muchísimos!) casos como el de María y casos parecidos, y en todos, se repiten los mismos patrones de actuación. (lo siento, pero no me bajo del burro). Son la norma general más que la excepción (que sería lo suyo).

Con esto tampoco quiero decir que TODAS las mujeres somos valientes y somos capaces de coger el toro por los cuernos cuando hay que cogerlo, y que todas somos capaces de enfrentarnos a retos por amor. ¡Por supuesto que no! También hay muchas que son cobardes.

Pero, en general, y con respecto a eso, los hombres son más cobardes que las mujeres. Estoy segura que mucha gente pensará como yo (y no sólo mujeres, tengo amigos que alguna vez hablando sobre el tema me han dado la razón en ello).

----

En fin, no me enrollo más, jajaja... Pero es que este tema da para tres posts..

Besos a todos. Angie.

jorge dijo...

Yo le hablaba a maria.

Angie dijo...

JORGE: ah! es que como hablabas en segunda persona parecía que te referías a mi que, en definitiva, soy la que responde los comentarios, jeejee.. :P

Isabel dijo...

María tiene mucha suerte de tener una abuela así , solo por eso debe salir adelante .

un beso

Angie dijo...

ISABEL: Sí, tiene mucha suerte!!! Y seguro que María lo sabe!

Un beso. Angie.

Menda dijo...

Qué preciosidad de texto, y cuanto saben las abuelas.......

Kresala dijo...

otra vez sin palabras... eres una artistaaaaaa!!

Angie dijo...

MENDA: Ohhhhh, gracias, de verdad!!! Es lógico que sepan, los años dan mucha sabiduría!

KRESALA: ¿sin palabras? ojú, entre tú y Menda me vais a sacar los colores! jeje... cómo no van a gustarme las cosas que me decís siempre! Desde luego, así da gusto tener un blog! jeje..

Besitos a las dos. Angie.

Ħαррy єyєs dijo...

Yo tambien estoy de acuerdo contigo wapa, creo que la mujer es mucho más valiente, porque es el rol que le ha tocado en la vida desde tiempos pasados, a nivel cultural, la educación que ha recibido, como está cambiando las normas sociales,...etc. No se puede generalizar, no es cuestión de género, hombres o mujeres en su diversidad pueden ser tan valientes o cobardes, como deseen.

Besos

Angie dijo...

HAPPY EYES: Menos mal no soy la única que piensa así entonces! ejeje..

Besos. Angie.

Loles dijo...

Hola amig@s si me conocierais querríais tenerme por abuela, jajaja… se como soy, mi abuela Manuela me lo dijo hace… ufuuuu y mis nietos lo corroboran, jaja

Beos

Angie dijo...

LOLES: Por lo que he ido conociendo de ti, leyéndote en tu blog y en tus comentarios en mi mundo, sabes, no he dudado nunca que eres una abuela como la de María! ;-)

Besos. Angie.

PD: prometo ir a leerte pronto! (es que como en la lista de enlaces, no sé por qué el tuyo no funciona y no me avisa que actualizas tu blog, a veces,con las prisas, se me olvida ir a verte...upssss..pero no significa que no me acuerde de ti y tu blog, eh? ;-))

esteban lob dijo...

Por solidaridad natural, felicito a
tan valiosa abuela.

Un abuelo.

Maruri dijo...

La puedes llamar abuela, pero desde luego lo que es, es un pozo de sabiduria..

Alfonso dijo...

El príncipe azul no existe (y Felipe menos por Dios). Los príncipes azules los pintamos cada cual con nuestras pinturas.
Un día lo vemos, y zas, vaya, hoy es de color. De mi color. (No como el payaso jeje), sino como uno quiere verlo.
Y hombres valientes haberlos haylos. Y mujeres. Hay de todo fifty fifty.

Sergio dijo...

Angie así es como dices tú, desgraciadamente siendo hombre tengo que reconocer que hay cada infeliz cobarde que menosprecia a las mujeres y no enfrenta la realidad y que son quizá no mayoría, no tengo estadística, pero si muchísimos.

Yo no tuve abuelas tan linda y tiernas como el caso de maría, sólo tuve una y era muy egoísta, pero tuve un abuelo (sólo uno) que valía por los cuatro, siempre en vacaciones me iba al rancho (o granja como les llaman allá en Europa) y me contaba cada historia que él inventaba maravillosa.

Angie magnifico relato me gusto el uso de valores que haces en el.

Un abrazo

S. dijo...

que me hubiera gustado tener una abuela así o por lo menos tener abuela.Cuanta razón hay en las palabras de la abuela al decir que los hombres son tontos!los prícipes no existen,pero qué le vamos a hacer si desde niña nos están diciendo hasta con los dibujitos lo de los principitos.

Angie dijo...

ESTEBAN: jejeje, pues felicitada queda! Seguro que tú también eres un abuelo super enrollado, eh?

MARURI: Ante todo, darte la bienvenida y lasgracias por hacerte seguidor!Espero que te haya gustado lo que has visto por aquí. En cuanto a la abuela... estoy totalmente de acuerdo: un pozo de sabiduría!

ALFONSO: Hombre, Felipe claro que existe (pobrecillo, jajaja) otra cosa que sea azul, porque príncipe sí que es, jaja...:P Supongo que sí, que cada uno encuentra a su príncipe/princesa particular el día en que convierte en virtudes todos los defectos de esa persona de la que se ha enamorado (poniéndole su propio color particular, eso). Pero lo de fifty-fifty... esto... bueno... más es un sixty-forty... o más bien un seventy-thirty (así se escríbía 30,no?), y mucho le estoy dando al género masculino, jejeje...:P)

SERGIO: Olé, olé y olé tú! Que, hasta ahora, has sido el único hombre que se ha atrevido a darme la razón públicamente! Yo tampoco tuve una abuela así. A la única que conocí (porque la otra murió a los pocos días de yo nacer) no creo que hubiera mantenido una conversación ni remótamente parecida a ésta con ninguno de sus nietos.

S.: Vaya!!! los cuentos de princesitas que encuentran el amor de su prícipe han hecho muchísimo más daño del que parece en las niñas de medio mundo! Y que nadie me diga que eso no es verdad porque lo digo con el conocimiento de causa de conocer a muchas de ellas y de estar incluida yo misma en esas "niñas de medio mundo"...

Besos. Angie.

Ħαррy єyєs dijo...

Alfonso que razón! Cada cual pinta a su principe o princesa del color con que la mira. Y Angie es verdad esos cuentos hicieron mucho daño, por eso yo he odiado el rosa durante mucho tiempo jeje...

Besos!! Yo pintaría a mi principe de verde, así medioambiental y ecológico :D

Ħαррy єyєs dijo...

pd- ademas asi si no sirve siempre le puedo reciclar jajaja

Notengonombre dijo...

La palabra clave es arriesgar. Para nosotros las mujeres sois complicadas porque sois diferentes y nos cuesta entender algunas cosas. Yo una vez no quise arriesgar, y cuando me di cuenta de que debía de hacerlo, era tarde.
La palabra clave que complementa a "arriesgar" es "a tiempo".
Saludos. Vengo del blog de S. porque me ha hecho gracia lo de la "tostaíta". Qué bien vivís allí.

Angie dijo...

HAPPY EYES: Pues yo a lo mejor lo pintaría sobre papel de calco, así los tendría "repes", jajajajaj... (eso sería casi como reciclarlos, no? :P)

NOTENGONOMBRE: Hola, bienvenido! Lo primero que has dicho, también lo pensamos nosotras de vosotros muchas veces: que tampoco hay quien os entienda... A pesar de que, muchas veces, os hagáis "los sencillos" (casi que por conveniencia, ejem...). ¡Muy buena tu matización! si se hace a destiempo, seguramente no servirá de nada arriesgarse. Por cierto, yo pensaba que venías porque te dejé comentario en tu blog a raíz de tu premio de pecador de la semana :) te invito a una tostaíta un día de estos! jeje..

Besos a los dos. Angie.

Ħαррy єyєs dijo...

Angieeee que brujaa eres Estelita eh jajaja! Ya de paso acemos esos muñekitos que se ponen en navidad k van todos de la mano y se ponen en las puertas jajajjajj :)

Anónimo dijo...

y sal ahí para decir que "esta boca es mía",porque se nos hará tan dificil esto del amor, y porque nos empeñamos en complicarnos,porque luchamos en contra de nuestros sentimientos ,porque nos infravaloramos,porque nos fijamos en lo inadecuado, porque porque,precioso relato,como duele el sentimiento del amor y a la vez que bello,apuesto por el amor aunque sea a la vida, sola o acompañada,vivir y amar que entonces lo demás viene solo.Enhorabuena a los premiados,un saludo desde el cabo inés.

Angie dijo...

HAPPY EYES: Bruja yo? Por queeeeeeé? Jajaja..

INÉS: Uffff? Y tanto! Si supiera el secreto.. mmmm.. seguro que me haría millonaria... jejeje..

Besos a las dos. Angie.

José Manuel dijo...

Menudo pelotazo que ha dado la Leticia con zeta.!!
Ya debe de ir camino de Mallorca con las In-fantas de limón...

Angie dijo...

JOSE MANUEL: Y que lo digas!!!

Besos. Angie.

Yandros dijo...

Llego tarde pero llego como la tortuga del cuento.
Yo creo que hablar de mujeres y hombres es generalizar aunque es cierto que tenemos diferencias. En la sociedad actual esas diferencias se van limando y en un futuro quizás no sean tan claras. Yo no me considero cobarde y no es que sea un valiente guerrero ni nada de eso pero siempre he apechugado con mis decisiones y he terminado las cosas cuando no tenían más remedio. En mi caso yo me he encontrado con muchas mujeres cobardes, que por no terminar lo que no tenía sentido ni ilusión te dejaban a ti la responsabilidad. No me importaba asumirla. Borrón y cuenta nueva. Ahora soy feliz.
En cuanto al relato me ha gustado mcuho el diálogo entre la sabiduría y la inexperiencia, entre la actitud pausada del que sabe que la vida hay que recorrerla paso a paso y la sangre joven que quiere arrasar con todo.
Me ha parecido muy original el enfoque.
Ains ves porque tardo en leerte? Los comentarios son largos jajajaja

Angie dijo...

YANDROS:

Nueva versión del refrán... "¡Nunca es tarde para si el comentario es bueno!" jaja.. Si alguna vez lees algun post mío (aunque lo publicara hace tres años) y te apetece comentar algo, adelante, siempre los leo con lo de las notificaciones, y siempre es interesante una opinion más (sobre todo si esa opinión es tuya. -uyssss que se me escapa la pelota.. jaja-).

Es cierto que hay de todo en todos sitios y en ambos géneros. Nunca he querido decir que todos los hombres son cobardes y, en consecuencia, todas las mujeres, valientes. ¡Ni mucho menos! Lo que sí es innegable que Hombres y Mujeres somos diferentes y ante iguales situaciones es probable reaccionar de manera diferente.

En relación al tema del post, sé de mujeres que actúan de manera cobarde "no actuando", es decir, esperando a que sea el hombre el que toma la decisión de romper la relación para que, de alguna manera, sea el hombre "el que cargue con la culpa". Lo cual, me parece, a la par de absurdo, deshonesto. Pues las cosas, rara vez son blancas o negras, casi nunca hay "un sólo culpable", siempre hay "culpa", fallos en las dos partes. Y no es justo para ninguno de los dos esperar a que sea el otro el que diga "hasta aquí llegó". En definitiva, es una forma más de seguir engañándote a ti mismo si dejas que los acontecimientos se desencadenen de esa forma.

me alegro mucho que te haya gustado el enfoque y los matices que resaltas. Me llevó lo suyo estructurar el post, no creas, jejeje..

Sí que ha sido largo tu comentario, sí. Casi me han dado ganas de darte un premio nada más que por eso, jajaja... :P

Un besote. Angie.

Angie dijo...

PD PARA YANDROS: Aunque el mío ha sido más largo todavía (si es que cuando me dan carrete... jajaja..)

Yandros dijo...

Jesús María y José el dia que no sepas que entrada poner recoge tus comentarios y haz otra entrada que barbaridad que tsunami de frases!
¿Tu teclado aun tiene las letras o se van borrando?
Cuando seas mayor y abuela seguro que las historias que le cuentas a tu nieta son tres mil veces más largas que éstas ajajajaj
Un abrazo!

Angie dijo...

YANDROS:

Jajajajajajaja... pues en verdad no hablo tanto eh? ajaja... No obstante, haré caso de tu consejo, el día que no tenga ideas, haré un mix de comentarios.

Lo cierto es que algunas letras del teclado sí que se me han borrado ya.. jaja

Por cierto... se te ha olvidao la borriquita, niño!!! ajaja


besos. Angie.